Se denuncian más de 400 delitos por mes en las cabinas online de las comisarías porteñas

919

Los monitores monocromáticos y las máquinas de escribir pasaron a la historia en las comisarías de la ciudad de Buenos Aires. La instalación de telecabinas con webcam para realizar denuncias en seccionales porteñas no solo muestran el avance tecnológico en las fuerzas de seguridad, sino que además reflejan un verdadero cambio de paradigma en el sistema de seguridad ciudadana.

Fuentes del gobierno porteño dijeron que el Sistema Unico de Denuncias (SUD) estará activo a fin de año en todas las seccionales porque el objetivo que buscan es que “los policías porteños no reciban más denuncias”. Por el momento funciona en las comisarías 3B y 12C de la Ciudad con buena aceptación, publica el diario Perfil.

¿Cómo funciona? En las telecabinas la denuncia se realiza de manera presencial por un sistema de videconferencia ante un operador de justicia, evitando esperas prolongadas. De acuerdo a las fuentes, se puede hacer una exposición sobre cualquier delito, exceptuando los casos de flagrancia porque estos requieren una intervención policial inmediata o en los que la víctima necesite asistencia médicas. En casos de abuso sexual existe un sistema con un gabinete psicológico que acompaña a las victimas.

Según los voceros, el 70 por ciento de los que se denuncia de manera online son casos de robo y hurto. El resto está dividido entre estafa y ameenazas. Por mes se recibe un promedio de 200 denuncias por telecabina.

“La respuesta de los vecinos es muy buena porque generalmente demoran entre diez o quince minutos y se van con una copia de la denuncia en la mano”, explica una oficial en la Guardia de la comisaría 3B (ex 20) de Constitución.

Los gabinetes fueron instalados en comisarias por una cuestión cultural. “La gente está acostumbrada a ir a la comisaría, y eso no lo vamos a cambiar. Con las cabinas vas a ir a a comisaría, pero la denuncia la haces en la fiscalía”, explica a este diario el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

El objetivo es que el sistema incentive a las víctimas a realizar la denuncia en el caso de un robo menor, como puede ser el arrebato de un teléfono celular. “Es fundamental que la gente haga la denuncia porque con la información que se obtiene se puede hacer un trabajo coordinado”, señala Martin Ocampo, ministro de justicia y seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.