El vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi, dijo hoy en rueda de prensa que la intensidad del viento «está bajando» al igual que la altura de las olas, que son ahora «de 3 o 4 metros», en la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido hace seis días, lo que «facilita el patrullaje de los buques» en el Atlántico Sur.

«Se está dando la baja de la intensidad del viento, lo que significa una altura de olas de 3 ó 4 metros. Eso facilitaría el patrullado marítimo de los buques, que es lo que estaba faltando los últimos días», indicó Balbi.

El vocero señaló que están haciendo el barrido con «embarcaciones con tecnología de punta de distintos países, todos con sondas multihaz de última tecnología para hacer un barrido tridimensional del fondo».

Al respecto, Balbi afirmó que ya se cubrió el 100% del área correspondiente a la posición enviada por el submarino, en la zona de la Península Valdés, cuando mantuvo la última comunicación con la Armada el miércoles de la semana pasada a las 7.30.

«El esfuerzo se concentra ahora en áreas más chicas» a partir de los ruidos detectados ayer, a pesar de que la fuerza desestimó que provengan del submarino. «No obstante tenemos 4 unidades con sonda multihaz barriendo toda la zona» para despejar cualquier duda, señaló.

Según el vocero, esa nueva área, en torno al ruido detectado «corresponde al tamaño de dos Capital Federal».

«La fase de búsqueda sigue hasta localizarlo», enfatizó Balbi, que es submarinista y según aseguró, conoce a la mitad de los 44 tripulantes (43 hombres y una mujer) que a bordo del ARA San Juan zarparon de Ushuaia, y tenían previsto llegar a Mar del Plata ayer.

El vocero contó que esta madrugada la corbeta Rosales y el destructor Sarandí realizaron una complicada maniobra, cuando aún las olas alcanzaban los seis metros, para enganchar a una balsa vacía que se encontraba a la deriva, y había sido detectada por una de las aeronaves.

«De acuerdo a la marca y la nomenclatura que llevaba esa balsa, consultado con comandante de la fuerza de submarinos que se encuentra en el Centro de Coordinación de Búsqueda y Rescate, en Puerto Belgrano (se verificó) que no corresponde al submarino», enfatizó, y aseguró que el objeto pudo haberse desprendido de algún barco.

Por otra parte, detalló que un vuelo de Estados Unidos divisó bengalas blancas en la zona de búsqueda del San Juan y se está buscando determinar de donde provendrían, aunque se constató que «no hubo señales de emergencia y no hay declarado un naufragio».

Al mismo tiempo, aseguró que el ARA San Juan «no tiene bengalas blancas, sino de color rojo para emergencia y verdes para adiestramiento».

«No descartamos ninguna hipótesis», insistió Balbi, quién pidió «no hacer conjeturas porque sería irresponsable. No sabemos lo que pasó desde el día que perdimos comunicación».