Una banda narco vendía droga en una verdulería: hay doce detenidos

1794

Se realizaron 12 allanamientos para desbaratar una organización que dominaba la venta de pasta base, cocaína y marihuana en un asentamiento de Villa Soldati. Los integrantes de esta banda eran todos familiares: papá, mamá, las hijas y sus novios. Como pantalla tenían una verdulería que usaban como centro de operaciones.

El lugar donde esta familia, en su mayoría paraguayos, manejaba la venta de drogas es conocido como Villa Esperanza. Además de diferentes puntos de venta y acopio de droga en el barrio, tenían distribuidos por los pasillos satélites y soldaditos.

Los satélites estaban en permanente comunicación con los vendedores para avisarles de la llegada de compradores o de personas sospechosas, tanto policías como narcos rivales. Los soldados estaban cerca de los puntos de venta y se encargaban de revisar a los compradores para verificar que no tengan armas.

Como modo de venta tenían dos dinámicas de funcionamiento. A plena luz del día se esparcían y realizaban la venta al por menor por todo el barrio. Pero una vez llegada la noche la venta se efectuaba desde lugares escondidos y estratégicos para tener mayor seguridad. De esa manera evitaban enfrentamientos con una banda liderada por peruanos. Con estos últimos se habían enfrentado a tiros unas semanas atrás para determinar quién se quedaba con el negocio de la venta en Villa Esperanza.

En total hay doce detenidos. Entre ellos están los novios de las hijas del matrimonio que lideraba la banda. Ellos eran los pistoleros del clan familiar, tenían amenazado al barrio y dirimían los asuntos a los tiros. Los dos tenían pedido de captura. Uno de ellos por homicidio.

Además de secuestrar una importante cantidad de pasta base, cocaína y marihuana, se secuestraron balanzas, cerca de 10 mil pesos, dólares falsos y una pistola Thunder milímetros 9 que tenía pedido de secuestro por que había sido robada en un asalto.

Los detenidos quedaron a disposición del Juzgado Federal N° 12, a cargo del Dr. Sergio Torres. El operativo fue realizado por la División Delitos Complejos de la Policía de la Ciudad.