El presidente Mauricio Macri presenció este martes el proceso de quema de droga incautada durante un operativo contra el narcotráfico y advirtió que «esta batalla que hemos emprendido de manera frontal contra el narcotráfico recién comienza».

Junto a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, Macri -que tenía puesto un barbijo- encendió el fuego del horno en el que se procedió a quemar dos toneladas de cocaína del operativo «Bobinas Blancas», en el que se detuvieron a 17 personas, entre ellos narcotraficantes de origen mexicano, se informó.