Confirman que los panfletos contra Cartasegna salieron de su fiscalía

512

Era un secreto a voces, pero ahora existe un documento oficial que forma parte del expediente que llevan adelante las fiscales Ana María Medina y Betina Lacki, quienes investigan el misterioso ataque sufrido por su colega Fernando Cartasegna a principios del mes de mayo pasado. Se trata de un informe de Gendamería, que confirma que los panfletos intimidatorios contra el titular de la UFI Nº 4 de La Plata, que lo relacionaban con el fallecido fiscal federal Alberto Nisman, efectivamente salieron de su propia oficina.

A partir de esta noticia, la primera pregunta que muchos se volvieron a hacer en los pasillos de tribunales fue: ¿Con esto puede tambalear la causa?

“Vamos a empezar a tomarle declaración a todos los empleados de la fiscalía para saber quiénes tenían acceso a la impresora con la que hicieron los folletos. De esa manera achicaremos el círculo de probabilidades”, aseguró una fuente, según publica el diario El Día de La Plata.

“Ahora los peritos de Gendarmería están intentado determinar qué computadora usaron. Si fue una de la fiscalía, si bajaron las imágenes desde una notebook o algún otro dispositivo portátil o hasta si actuó un hacker”, agregaron.

Y fueron más directos: “No descartamos, si se reúnen otros elementos de cargo, que pueda existir una posible imputación por falsa denuncia”.

Se trataría de la notificación de los artículos 1 y 60 del Código de Procedimiento Penal bonaerense, que establece los derechos que le asisten a todo acusado por un delito, principalmente, el de ejercer su defensa en juicio.