Detienen a un sospechoso de haber ejecutado de ocho tiros a un vigilador

505

Un hombre fue detenido hoy acusado de haber participado en el crimen del vigilador privado que el domingo último fue asesinado de ocho balazos en el partido bonaerense de Merlo, informaron fuentes policiales.

La detención del sospechoso fue realizada por efectivos de la Jefatura Departamental Merlo tras allanar distintos domicilios del barrio Matera, donde el domingo por la mañana fue asesinado el vigilador Iván Leonel González Peña (35).

El detenido fue identificado por la policía como Geremías Daniel Emiliano Sequeira, alias «Chuki», quien es mayor de edad.

En el domicilio del imputado, los investigadores secuestraron dos elementos que podrían incriminarlo: una pistola Bersa 9 milímetros, el calibre del arma empleada en el asesinato de González Peña, y una moto marca Honda Titan CG con manchas de lo que aparenta ser sangre en el caño de escape.

Un jefe policial que trabajó en la investigación del caso, reveló a Télam que «si bien no llegar a sacarle nada, todo indica que se trató de un homicidio en ocasión de robo en el que la víctima pudo haberse resistido o que al verlo vestido de vigilador, los delincuentes le dispararon».

La causa judicial por «homicidio» está a cargo de la fiscal Silvana Bonini de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Morón, quien en las próximas horas indagará a Sequeira.

El hecho ocurrió el domingo por la mañana, en la calle Mozart, entre Bulnes y Boyacá, del barrio Matera de Merlo, en el oeste del conurbano, donde González Peña (35) fue asesinado cuando volvía de su trabajo como vigilador en la empresa ferroviaria TBA y se aproximaba a su casa.

De acuerdo al relato de los testigos en el lugar se escucharon varias detonaciones de disparos de arma de fuego y algunos vecinos vieron la fuga a toda velocidad de dos hombres a bordo de una moto, dijeron las fuentes.

González Peña murió en el lugar y cuando arribó la ambulancia el médico constató que presentaba en el tórax al menos seis heridas de arma de fuego, otra en la mano y la restante en la pierna izquierda.

Además, en el lugar, los peritos de la Policía Científica levantaron 10 cápsulas de disparos efectuados con una pistola calibre 9 milímetros.