El campeón de pesas acusado de tirar a su pareja por un balcón se declaró inocente

245

El campeón mundial argentino de levantamiento de pesas negó ante la justicia haber arrojado a su pareja desde el tercer piso del hotel de la ciudad fueguina de Ushuaia, donde estaban alojados el pasado lunes, y aseguró que la mujer se arrojó por su cuenta tras mantener una discusión de pareja, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Marcos Martínez, quien fue indagado por el juez de instrucción 1 de la capital provincial, Javier De Gamas Soler, acusado del delito de «homicidio calificado por mediar violencia de género (femicidio) en grado de tentativa», por el cual aún permanecía detenido.

Durante la indagatoria, Martínez negó haber arrojado al vacío a su novia Valeria Saldivia (40) pero admitió que habían protagonizado una discusión y que, en medio de una crisis de nervios, ella abrió la ventana del hotel Mónaco, ubicado en pleno centro de la ciudad, y se arrojó.

Saldivia no sufrió lesiones de gravedad porque impactó contra el techo del piso inferior, y luego fue deslizándose por un andamio y por un alero del edificio, hasta llegar a unos tres metros del suelo en que finalmente se precipitó y fue recibida por el propio Martínez y otros turistas alojados en el hotel, que acudieron en auxilio.

La mujer ya declaró como testigo en la causa y tampoco acusó a su pareja de haberla empujado por la ventana, aunque contó una versión diferente a la del hombre.

Dijo que la caída había sido «accidental», producto de que se subió a la cama del cuarto para acomodar una cortina, trastabilló y cayó a través de la abertura.

La principal sospecha que apunta a una tentativa de femicidio por parte del deportista la aportaron dos policías que declararon en el marco de la investigación y dijeron haber escuchado cuando Saldivia, ya en el suelo, le dijo a Martínez «me quisiste matar».

Sobre ello, el pesista multicampeón mundial explicó que la frase tenía «un contexto», y que en realidad «fue la mujer quien había amenazado con matarse si el hombre la abandonaba», justificó.

La situación de violencia que atravesaba la pareja está corroborada por lo sucedido el domingo 10 (un día antes de alojarse en el hotel) cuando la tripulación del vuelo 2849 de Aerolíneas Argentinas tuvo que suspender el despegue desde la ciudad de Río Grande a Buenos Aires, porque Martínez fue observado por varios pasajeros mientras agredía a su pareja.

A raíz de ello, el deportista fue sancionado por la empresa aérea a no volar durante cinco años, aunque no se formó ninguna causa penal porque Saldivia decidió «no instar la acción» en un delito que es de instancia privada, detallaron los voceros judiciales.

Como consecuencia, la pareja viajó por tierra 210 kilómetros hasta Ushuaia y se alojó en el hotel para pasar la noche, con la idea de volar a Buenos Aires por otra compañía, ya que Martínez debía viajar a Estados Unidos para participar de una competencia en la ciudad de Las Vegas.

Tras prestar declaración indagatoria, la defensa del deportista pidió su excarcelación, la que cuenta con la oposición del fiscal interviniente, Daniel Curtale, por lo que será el juez De Gamas Soler quien deberá resolver la cuestión.