La fiscalía brasileña pidió hoy caratular como homicidio simple y no culposo la muerte del turista argentino Matías Sebastián Carena, quien falleció tras ser golpeado a la salida de un boliche en Ipanema, Río de Janeiro.

El pedido de modificación de la carátula se debió a las filmaciones divulgadas por el noticiero Jornal Hoje, del canal Globo, que mostró cómo Carena fue golpeado en la vereda por cuatro brasileños que hasta hoy están prófugos, uno de los cuales escapó hacia España.

«Las imágenes dejan en claro que hubo intención de matar, es un crimen hediondo. El argentino fue golpeado hasta morir y le seguían pegando en el piso. No fue apenas algo para lesionar, fue con el objetivo de matar», dijo el fiscal en lo penal de Río de Janeiro, Homero das Neves Freitas, que interviene en el caso.

Los cuatro sospechosos de matar a Carena en Río de Janeiro están prófugos de la justicia.

Carena murió el domingo pasado a las 4.30 de la madrugada en el barrio de Ipanema a la salida de un bar bailable llamado Barzín luego de haber sido agredido por los brasileños.

Un portavoz de la División Homicidios de la Policía Civil (investigaciones) de Río de Janeiro informó que los cuatro sospechosos están prófugos, ya que ninguno se encontraba en sus domicilios para recibir la notificación del pedido de captura.

Uno de ellos, Valteson Ferreira Cantuária es un conocido músico, con el apodo Toddy Cantuária, ex integrante de la banda de samba-pagode Karametade, quien es considerado un prófugo internacional por homicidio simple.

Según detalló el portavoz policial citado por la TV Globo, a las 11.30 del domingo, es decir, pocas horas después de la pelea, Cantuária, el indicado máximo responsable del episodio, tomó un avión hacia Madrid, España, con el pasaje comprado a último momento, desde el aeropuerto internacional de San Pablo, en Guarulhos, a 400 kilómetros de Río.

Los otros buscados fueron identificados como Pedro Henrique Marciano, Julio César Oliveira Godinho y Thiago Noroes Lessa Silva.