La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, dijo que se comunicó con la madre de Cristian Schaerer, el joven correntino secuestrado en 2003, para informarle sobre la captura de los secuestradores de su hijo, y que tuvo contacto con el juez Carlos Soto Dávila «para hacer el pedido de extradición» de los prófugos.

Bullrich formuló declaraciones en Radio Mitre, tras conocerse que Rodolfo «Ruso» José Lorhman y José «Potrillo» Maidana, prófugos desde hacía 14 años por el secuestro y desaparición de Schaerer, estaban detenidos en Portugal por cometer un robo.

«Desde el 22 de noviembre se conoce la información de que había dos personas detenidas en Portugal» con «sus identidades cambiadas», lo que generó «cierta duda» y «por eso se cruzaron los datos en Interpol», explicó la ministra.

Respecto a la investigación que llevó a dar con los secuestradores, Bullrich comentó que «una de las hermanas de Maidana recibía dinero de unos giros que tenían nombres falsos», y que «a partir de ahí comenzó un seguimiento por Europa y luego, cuando estas personas cayeron presas hace varios meses, comenzó a pensarse que podían ser ellos».

«Se hizo todo con sigilo para no generar ninguna expectativa en la familia, porque conocemos su dolor, el dolor de su madre», dijo.

La funcionaria contó que, cuando se confirmaron las identidades de los hombres, se contactó con la madre de Cristian para darle la noticia, quien «estaba realmente muy emocionada».

Además, adelantó que «desde el Ministerio ya se tomó comunicación con Carlos Soto Ávila (juez federal correntino) para hacer el pedido de extradición».

«Tenemos que ver si Portugal decidirá que pasen la condena por el delito que cometieron en Portugal primero allí y después los extraditan, o si los extraditan por el delito más importante que se cometió, que es el que se cometió acá en la Argentina», dijo.