Gabriel «Chirete» Herrera es el presidiario de 39 años que ultimó a dos mujeres dentro de un penal. Dijo que está arrepentido y dio a conocer sus razones ante el fiscal.

Gabriel «Chirete» Herrera, el hombre de 39 años que mató a dos mujeres dentro de cárceles salteñas, dijo que está arrepentido, al tiempo que admitió a su última pareja la mató «por celos».

«La maté por celos. Yo no quería matarla. Los celos me jugaron una mala pasada», contó ante el fiscal Rivero Gabriel Herrera, el preso que mató a su última novia dentro del penal de Villa Las Rosas de Salta.

Si bien Herrera dijo estar muy conmovido y expresó su arrepentimiento, lo cierto es que el doble femicida repitió la misma estrategia que hace casi once años atrás, cuando asesinó a su esposa Verónica Castro, señala el portal MisionesOnline.

«La maté porque la amaba. Me pidió el divorcio y no soporté la idea de que se fuese con otro», aseguró en ese momento.

Tras su declaración fue llevado nuevamente a la Alcaidía, donde permanece alojado por medidas de seguridad, ya que en penal de Villa Las Rosas habría sufrido amenazas de otros internos tras el asesinato de Andrea Neri, de 19 años, su pareja desde hace poco más de un año, durante un encuentro íntimo en el que también estaba presente el bebé de ambos.