Caen dos narcos paraguayos con más de un kilo de cocaína en la villa 31 bis

1204

Dos narcotraficantes paraguayos fueron detenidos en las últimas horas por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires cuando intentaban salir de la Villa 31 bis con más de un kilo de cocaína.

Las detenciones se produjeron a partir de una investigación ordenada por la jueza María Servini, que incluyeron diversas tareas de inteligencia como seguimientos y monitoreo a través de cámaras.

Según un comunicado del Ministerio de Seguridad de la Ciudad, una brigada de la Comisaría 46 fue alertada por el Departamento Federal de Emergencias sobre dos sospechosos que se encontraban próximos a salir de la Villa 31 bis llevando drogas en un auto.

Rápidamente, el personal policial montó un operativo cerrojo en la zona, y los imputados fueron interceptados por un móvil de la brigada cuando salían por la calle 5 hacia la avenida Antártida Argentina.

Al requisar el auto, bajo el asiento trasero fueron halladas dos bolsas de nylon conteniendo en total 1,2 kilogramos de cocaína fraccionada en dosis individuales, 2.000 pesos en efectivo y un revólver calibre 32. Además, la jueza ordenó secuestrar los tres teléfonos celulares que tenían en su poder.

Los ocupantes del vehículo, dos ciudadanos paraguayos, fueron detenidos y trasladados a la Comisaría 46 en carácter de incomunicados.

Otros cuatro detenidos por delitos en Capital

Mientras, otros cuatro delincuentes fueron detenidos en otros barrios porteños.

Efectivos de la Policía de la Ciudad detuvieron a dos hombres por intentos de abuso sexual y agresión, en el barrio de Villa Crespo.

El primer hecho sucedió en la noche de ayer, cuando el personal policial que se encontraba por la zona de la Avenida Corrientes fue alertado por una mujer, quien les manifestó que minutos antes su pareja le había propinado varios golpes de puño en la cabeza.

Así mismo la damnificada agregó que quería realizar la denuncia policial del hecho que había sufrido. Luego, y ante la presencia de testigos se procedió a demorar al imputado, que estaba en la vía pública y cercano al lugar donde había agredido a su novia.

Posteriormente se estableció comunicación con el Juzgado Nacional en lo Correccional N° 6 a cargo del Dr. Alejandro Litvasc, que ordenó la detención y traslado del imputado a la Comisaría 27° bajo los cargos de «lesiones».

El segundo hecho tuvo lugar en la tarde de ayer, cuando una mujer se encontraba caminando por la calle Gorostiaga fue abordada por un hombre, que luego de insultarla y decirle palabras subidas de tono intentó manosearla.

A raíz de esta situación, la damnificada que se encontraba visiblemente nerviosa, acudió a unos efectivos que se encontraban cercanos al lugar y les manifestó lo sucedido. Con los datos fisonómicos del agresor, los uniformados realizaron un rastrillaje, encontrando al imputado a las pocas cuadras.

Ante presencia de testigos se procedió a identificar al hombre, resultando que poseía un pedido de captura vigente por abuso sexual desde noviembre de 2014 y una solicitud de paradero vigente desde el año 2012.

Inmediatamente se entabló comunicación con el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 2 a cargo del Dr. Manuel Gorostiaga, que ordenó la detención y traslado del masculino a las dependencias de la Comisaría 27° bajo los cargos de «tentativa de abuso deshonesto».

Luego, la Policía de la Ciudad detuvo a un hombre por robar a mano armada un local de computadoras en Caballito.

El hecho tuvo lugar dentro de un comercio de la calle Martín de Gainza y la avenida Rivadavia. El propietario del local fue sorprendido por un delincuente, quien lo amenazó con un revólver para que le entregara dinero y artículos de computación.

En ese momento, un agente de la Comisaría 12 de la Policía de la Ciudad que se encontraba llevando a cabo tareas de prevención en la zona, advirtió la situación, y aprovechando un momento de distracción del malviviente intervino rápidamente, logrando desarmarlo y reducirlo con la colaboración del damnificado.

En Balvanera, dos arrebatadores fueron detenidos por efectivos de la Policía de la Ciudad.

En momentos que dos efectivos policiales se encontraban recorriendo en un patrullero la calle Pte Perón al 1800, en prevención de ilícitos, observaron que dos jóvenes corrían rápidamente mientras eran perseguidos por una mujer, de origen colombiano.

Ante esta situación, los uniformados descendieron del móvil e impartieron la voz de alto, situación que no fue acatada por los hombres, y se dividieron en la huída con la finalidad de no ser atrapados. Los policías continuaron con la persecución, siendo alcanzados uno de los arrebatadores a los pocos metros y el otro sobre la Avenida Callao al 200.

Ante testigos se procedió a la requisa de los ladrones, encontrando entre las pertenencias de uno de ellos el teléfono celular que la joven que los perseguía denunciaba que le habían sustraído.

Consultada la Fiscalía Nacional de Instrucción Nº 24, a cargo del Dr Sandro Abraldes, se caratulo la causa como «Arrebato en Flagrancia» siendo trasladados los dos delincuentes a dependencias policiales.

Por último, oficiales de la Policía de la Ciudad detuvieron a un hombre que quiso robarle la bicicleta a una familia y agredió a un policía, en el barrio de Balvanera.

El hecho sucedió en la noche de ayer, cuando el personal policial se encontraba en la zona de Avenida Rivadavia y Pasco para la prevención del delito, fueron alertados por un transeúnte que en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Pasco observó a un hombre intentando sustraerle una bicicleta a una familia.

Inmediatamente los efectivos arribaron al lugar, y el masculino al notar la presencia policial intentó darse a la fuga, por lo que se le impartió la voz de alto.