Mario Daniel Iorfino, apodado «El Cuchi», sumó este jueves un nuevo ítem a su largo prontuario de antecedentes policiales.

«Cuchi» tiene 32 años y su debut en el delito llegó con la mayoría de edad. En 2001, con apenas 18 años, se le abrió una causa en la Justicia de San Isidro por un homicidio. Ese mismo año tuvo otras tres causas, pero por robos a mano armada.

En 2002 sumó tres causas más por robo y a partir de allí «Cuchi» desaparecería de escena hasta el año 2008 y 2009, donde sumó tres causas más, también por robo.

Con el paso de los años «Cuchi» quiso darle más sofisticación y cuantía a los robos: su cara quedó registrada por una cámara en el country donde delincuentes asaltaron la casa del DT Ramón Díaz.

Este jueves «Cuchi» fue detenido junto a un cómplice en la intersección de las calles Parera y O’Higgins de El Talar, cuando el primero de ellos conducía un automóvil Ford Focus blanco.

El operativo fue realizado por efectivos de la Subdelegación Departamental de Investigaciones y la Jefatura Distrital Tigre, tras una serie de tareas de inteligencia y vigilancia en un domicilio de la calle Groussac al 2700 del barrio Ricardo Rojas de la localidad de El Talar.

«Cuchi» salió de ese domicilio en el auto, junto a dos acompañantes, y luego los tres fueron interceptados y detenidos por la Policía, aunque por ahora se determinó la participación de dos de ellos en los robos.

Previamente, los tres hombres habían comenzado a cargar distintos elementos en el auto, los cuales se corresponden con lo sustraído en las viviendas, entre ellos telefonía celular, que fue lo que comprometió al sospechoso de 34 años.

El fiscal a cargo de la causa, Sebastián Fitipaldi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Benavídez, pidió la detención de «Cuchi» ante una serie de elementos que, según la investigación, indican que es el delincuente.

«Estamos convencidos de que es el hombre del video. Y estamos analizando cómo logró ingresar al country sin ser detectado. Creemos que tuvo ayuda y que hay algún entregador», dijo a Télam uno de los investigadores.

Por ello, el fiscal Fitipaldi y los detectives de la Sub DDI de Tigre tienen la mira a los vigiladores de las empresas de seguridad que prestan servicio en los barrios, ante la posibilidad de que existiera algún empleado infiel que haya podido brindar apoyo y cobertura.

Seis fueron los robos cometidos durante el fin de semana de la pasada Navidad en Nordelta: cuatro de ellos en La Isla y dos en Los Castores.

Una de las propiedades en las que entraron a robar en Los Castores pertenece al ex futbolista y actual director técnico Ramón Díaz, quien no está en el país porque actualmente dirige junto a su hijo Emiliano el club Al-Hilal de Arabia Saudita.

Ninguno de los integrantes de la familia se hallaba en la vivienda y el hecho fue descubierto el martes por un casero que observó la puerta violentada e inmediatamente realizó la denuncia a la vigilancia privada del complejo de countries.

Según denunció el casero, los delincuentes que ingresaron a la casa accedieron hasta una de las habitaciones y violentaron una caja fuerte.

Sin embargo, el hombre dijo no saber si llegaron a robar algo o no, ya que el resto de los objetos de valor quedaron intactos en el lugar.

La mayoría de los hechos se cree que ocurrieron durante la Nochebuena del 24 al 25 de diciembre, en casas cuyos moradores no estaban presentes porque habían ido a otro sitio a festejar la Navidad.