Dos jóvenes fueron demorados en las últimas horas como posibles partícipes del crimen de un hombre de 58 años que fue asesinado cuando tomaba mate en la vereda de su casa en la localidad bonaerense de Caseros, informaron fuentes policiales.

Agentes de la fuerza de seguridad bonaerense arrestaron anoche a un joven de 22 años, que tiene antecedentes penales, y era buscado por el crimen junto a un cómplice que también fue detenido.

El operativo, dispuesto por la justicia de San Martín, se concretó en un predio de la ruta 8 y Moreno.

Los jóvenes tendrán que responder ante la justicia por el crimen de Ramón Santander, perpetrado el viernes a la tarde, en la puerta de su casa en calle Zanella al 2900, del barrio de Villa Pineral, en Caseros.

Allí, según las fuentes, Santander fue amenazado por los asaltantes que le apuntaron con un arma a su nieto y cuando el hombre intentó protegerlo uno de los atacantes le disparó tres veces al pecho, lo que provocó su muerte.

Los ladrones lograron llevarse la llave de una camioneta y un auto VW, que abandonaron a las pocas cuadras.

Uno de los jóvenes fue atrapado rápidamente porque fue reconocido por allegados a la víctima, mientras su cómplice fue arrestado en las últimas horas.

Los informantes dijeron que el último arrestado, identificado como «Pocholo», posee antecedentes penales por robo y resistencia a la autoridad, abuso de armas y evasión.