El financista detenido por el doble crimen de un cirujano plástico y su esposa, cometido el 22 de agosto en La Plata, negó hoy su participación en el hecho y acusó a un hombre apodado «Simpson» y a su pareja como autores de los homicidios.

«Los autores materiales de los disparos fueron una persona apodada `El Simpson´ y su mujer, pareja de él», declaró el financista Sergio Ariel Maydana (39), según explicó a Télam su abogado defensor, Diego Storto.

Maydana prestó hoy declaración indagatoria ante la fiscal penal de La Plata, Leyla Aguilar, que investiga los crímenes del esteticista Guillermo Luna (65) y su esposa Laura Favre (41), quienes fueron asesinados a balazos dentro de su camioneta en la localidad platense de City Bell, en agosto pasado.

El abogado precisó que en su declaración, Maydana relató que junto a su mujer, la policía Flavia Rodríguez (32), se encontraban en el interior de la camioneta Kía color negro al momento de los crímenes.

Es que según su declaración, Luna pasó a buscar a Maydana por su casa y allí se encontraba también «Simpson», al que identificó como Diego Palacio, y una mujer que es su pareja.

«Simpson nos obligó a todos a subir a la camioneta y a Luna conducir hacia el lado del barrio de Gorina», explicó Maydana ante la fiscal.

Precisó que en el viaje Simpson comenzó a discutir con Luna por cuestiones de dinero y de una operación estética que le había hecho el cirujano, hasta que con el arma que lo amenazaba le efectuó un disparo.

Según el financista, en ese momento la mujer de Simpson también extrajo un arma y le efectuó un disparo a Favre que iba en el asiento del acompañante del conductor.

El abogado dijo a Télam que según Maydana, la discusión comenzó por un reclamo que le hacía Simpson de parte de un hombre apodado el «Colombiano» que sería su jefe.

«Te pensabas que iba a quedar así lo del colombiano y lo de la boca que me la dejaste como un chorizo», le advirtió Simpson al cirujano en referencia a una operación que le había hecho en un labio en una clínica que Luna tenía en La Plata.

Maydana dijo a la fiscal que tras el disparo, la camioneta que conducía el cirujano se aceleró y chocó contra un árbol que es donde fue hallada luego por la policía con los dos cuerpos.

Agregó que en ese momento, Simpson lo obligó a correr el cuerpo del cirujano hacia el asiento trasero y los amenazó: «No me mandés en cana porque te mato afuera o te mato adentro», les dijo.

Según Maidana el homicida «es un personaje tenebroso» y por ello resolvieron con su mujer huir del lugar y luego ocultarse en una pensión de la localidad de Bernal donde fueron detenidos el viernes por la Policía.

Su abogado, explicó que ahora la fiscal Leyla Aguilar deberá «evacuar las citas» es decir corroborar los dichos de Maydana y no descartó que en los próximos días sea citado a declarar Diego Palacio, alias Simpson.

Agregó también que debido a lo extenso de la declaración pidió que se postergue para el jueves o viernes la indagatoria de la mujer policía.

El doble crimen del cirujano y su esposa fue cometido la noche del 22 de agosto en la calle 490, entre 136 y 137, de City Bell, en las afueras de La Plata.

Los cuerpos fueron encontrados dentro de la camioneta Kia Sorento negra del matrimonio, la cual apareció chocada contra una torre de alumbrado y con las luces prendidas, luego de haber derribado dos postes.

Los investigadores determinaron que las ví­ctimas habí­an estado esa noche con Maydana y Rodrí­guez.

Ambos eran amigos del matrimonio asesinado y hasta habí­an compartido vacaciones el último verano, pero el hallazgo de sus huellas dactilares en la camioneta Kia en la que fueron encontradas las ví­ctimas como las distintas evidencias que los comprometen llevaron a que la fiscal los acusara.

Las huellas de Maydana aparecieron en la puerta del conductor y las de Rodrí­guez en la parte interna de la puerta trasera del lado izquierdo.

El viernes pasado, dos meses y medio después de los homicidios, la pareja fue detenida en una habitación que alquilaban en una vivienda de Neuquén 1363, en el partido de Quilmes, en el sur del conurbano.

Según la fiscal, los detenidos «se movilizaban con mucha cautela porque sabían que estaban siendo buscados» y estaban escondidos en «un lugar muy precario» hasta donde llegaron los investigadores por escuchas telefónicas.

Dijo además que la búsqueda se complicó por el conocimiento que tení­a Maydana en materia de celulares.