Burzaco dijo que el despliegue fuerzas federales tiene «muy buena receptividad»

644

El secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, afirmó hoy que el despliegue de efectivos de fuerzas federales en el conurbano bonaerense, Mar del Plata y la provincia de Santa Fe ha tenido una «muy buena receptividad» de la ciudadanía y dijo que los esfuerzos están puestos en «operativos rotativos en lugares críticos» y en investigaciones de crímenes complejos.

Sobre la situación en territorio bonaerense en particular, Burzaco señaló que los secretarios de seguridad de los municipios les afirman que la presencia de efectivos federales «genera mayor tranquilidad en la población» y mencionó que esta semana se sumaron al operativo los distritos de La Matanza, Morón, Ezeiza, Esteban Echeverría y Almirante Brown, a los de Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes.

En diálogo con Télam Radio, remarcó que la respuesta es «en dos frentes, uno el de la seguridad ciudadana con operativos rotativos dentro del municipio en lugares críticos, en estaciones de trenes, en lugares neurálgicos de estos distritos y complementado con un área de investigaciones que trabaja sobre crimen complejo, narcotráfico, secuestros, trata de personas y tráfico de armas».

Burzaco acompañó hoy a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; su par de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, y el intendente Ramiro Tagliaferro, a la supervisión del despliegue de efectivos de las fuerzas federales en Morón.

En ese marco, Bullrich brindó una rueda de prensa donde afirmó que “las fuerzas federales vienen a cada distrito a trabajar en equipo con las policías provinciales y locales” y destacó que en el despliegue están «alineados los tres niveles del gobierno: el nacional, el de la provincia de Buenos Aires y la intendencia”.

El secretario remarcó que «son casi 7.000 efectivos de las fuerzas federales que van a estar» (en la provincia de Buenos Aires) y de alguna manera eso va a ayudar a que este proceso de reforma, que va a llevar tiempo, pueda tener algún sustento con ayuda federal».

Se refirió así la tarea encarada por la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro Cristian Ritondo, «que han encarado un proceso de reforma profunda porque las cosas se han hecho muy a las apuradas, con mala preparación y capacitación».

Por otra parte, Burzaco manifestó que resulta necesario «que la justicia tome cartas en el asunto» y al respecto subrayó: «Necesitamos cooperación sobre todo en los casos más violentos para no reciclar gente que comete delitos aberrantes, no tenemos que esperar que maten a alguien para que purgue una condena»

«Hay que pedirle ayuda a la justicia, hay cosas que a uno lo desesperan, esta persona que apuñaló a otra en Berazategui, al joven lo están velando y la otra está en libertad y el fin de semana los barrabravas de Tigre se bajan de la General Paz, hacen destrozos, rompen un auto, le pegan a la gente y no estuvieron ni 24 horas detenidos», apuntó.

Respecto de la presencia de los efectivos federales, indicó que según le informan los intendentes «la gente se acerca más al personal, les transmiten más inquietudes, les indican sobre puntos de venta de drogas… Lo cierto es que hay buena recepción, como dicen los chicos, hay buena vibra».

«El ciudadano necesita tener más cercanía con sus fuerzas de seguridad y de cualquier manera nos estamos complementando bien con los policías de provincia, hemos hecho operativos en conjunto contra desarmaderos, temas de narcotráfico, yo creo que vamos avanzando en un contexto difícil», manifestó.

En el caso de la reformulación que lleva adelante Vidal, citó por ejemplo que le consta que «han mandado a buena parte de la policía local a re entrenarse y que en algunos casos han detectado efectivos que no tienen las actitudes necesarias para ser policía local, y hemos detenido policías locales que vendían drogas con el propio patrullero, déficits que se heredaron».