Unidas, las víctimas se movilizan para exigir seguridad y justicia

728

La idea surgió hace un par de meses, después de años de lucha en busca de Justicia. Ellos conocen el dolor y la vulnerabilidad de las víctimas. Entonces, decidieron salir a la calle para ser escuchados. Persiguen un sólo objetivo: intentar que otras familias no sean destruidas por el la violencia, la impunidad y la inseguridad.

Baja el lema #ParaQueNoTePase, víctimas y familiares del delito, de la inseguridad vial y de la corrupción convocan al «ciudadano común» para el martes próximo, a las 18, en las escalinatas del Congreso de la Nación, donde presentarán un petitorio dirigido a los tres poderes del Estado.

Según explican, no se trata de una marcha contra el Gobierno. Es una convocatoria para exigir prevención y control, un registro de víctimas y asistencia integral para las víctimas. Como sucedió con Juan Carlos Blumberg hace 12 años y medio, el único pedido que hacen es que todos los asistentes vayan sin banderías políticas.

«Soñamos con que el martes no sólo seamos familiares de víctimas. Confiamos que se va sumar el ciudadano común. Nuestra intención es que no haya más familias destruidas. Queremos que para los tres poderes del Estado este problema esté en la agenda pública. Escuchamos millones de anuncios y promesas, ahora queremos respuestas concretas. Pedimos prevenir muertes», afirmó al diario La Nación Matías Bagnato, sobreviviente de la llamada Masacre de Flores, ocurrida en 1994 cuando Fructuoso Álvarez González incendió su casa y mató a sus padres, sus hermanos y un amigo.

Entre los organizadores además de Bagnato, están Gladys Cabezas, la hermana del reportero gráfico José Luis Cabezas, asesinado en 2005; Carolina Piparo, víctima de una violenta salidera bancaria en La Plata que obligó a que le hicieran una cesárea de urgencia donde nació su bebe Isidro, que murió una semana después; Nilda Gómez, madre de una de las 194 víctimas de República Cromagnon; María Luján Rey, que perdió a su hijo Lucas Menghini en la denominada tragedia de Once; Jimena Aduriz, mamá de Ángeles Rawson, la adolescente asesinada por el portero Jorge Mangeri; Viviam Perrone, cuyo hijo Kevin Sedano fue arrollado por un automovilista en la avenida del Libertador, en Vicente López; Roberto Almeida, esposo de Ana María Domínguez, mujer fallecida en un hecho de femicidio en 2000, y María Ester Radiminski, cuyo hijo, Alex Ayala, fue asesinado para robarle el auto, entre otros.

Hace un mes, cuando los organizadores anunciaron la convocatoria #ParaQueNoTePase, recibieron el apoyo y el acompañamiento de el titular de la Red Solidaria, Juan Carr.

«Todo surgió hace un par de meses atrás. Hablábamos entre nosotros y sentíamos que no pasaba nada. Surgió la idea de juntarnos y convocar al ciudadano común para movilizarnos e intentar poner un freno a lo que vivimos y buscar que no haya más familias destruidas», afirmó Bagnato, de 38 años.

Piparo, de 40 años, sostuvo: «Durante muchos años las víctimas estuvimos invisibilizadas y abandonadas por el Estado. A vos te pasa algo e, ingenuamente, pensas que la Justicia iba a estar de tu lado, pero te encontras con una realidad diferente».

Los únicos oradores del acto del martes próximo, por pedido de los organizadores, serán los periodistas Lorena Maciel y Luis Novaresio.

Los organizadores de #ParaQueNoTePase sienten que es esta vez los reclamos pueden ser recibidos por los responsables de las políticas de seguridad.

«Están dadas las condiciones para que nos escuchen, ya lo están haciendo. Que nos envíen algunos proyectos de ley para que estemos al tanto de las inicitavias, eso es un avance. En este tema no puede haber oficialismo y oposición», explicó Piparo, que después del trágico hecho que le costó la vida a su hijo Isidro tuvo otros dos hijos.

Los ideólogos de la convocatoria están convencidos de que en los procesos judiciales, las víctimas y sus familias están en inferiores condiciones que los victimarios. Por ellos, uno de los puntos sobresalientes del petitorio será la lo que denominaron asistencia integral a la víctima durante el proceso penal. Entre otras cuestiones piden tener la asistencia de un abogado pagado por el Estado.

Bagnato explicó: «Muchas veces se confunde garantismo con abolicionismo de pena. Queremos una Justicia garantista: con iguales condiciones para la víctima y el victimario».

«Así la situación no está pareja», resumió Aduriz. Y repitió la consigna de la convocatoria: «Tratar de que se tome conciencia de la inseguridad para que haya medidas de prevención y control».