La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, afirmó hoy en Santa Rosa que las estadísticas realizadas por su cartera le permiten afirmar que «en el tema inseguridad, creemos que todos los días estamos un poquito mejor».

La integrante del gabinete del gobierno nacional de Mauricio Macri inauguró esta mañana un Centro de Inteligencia Criminal (CICRE) en la capital pampeana para combatir delitos complejos, y en especial, el de narcotráfico.

Consultada por las estadísticas oficiales del incremento de pobreza y su relación con el delito, Bullrich indicó que «en primer lugar no se puede decir que ha aumentado la pobreza en nuestra gestión, hay que decir que hemos dado los números reales. Antes no había números. Cuando llegamos al gobierno, la última cifra de seguridad era la de 2008».

«Hemos reconstruido la de 2015 y estamos trabajando con las de 2016. Además hicimos un acuerdo con las provincias para acordar un modelo de datos como el que ya se implementa en La Pampa. Pero en materia de seguridad, nosotros creemos que todos los días estamos un poquito mejor», aseveró en conferencia de prensa realizada pasadas las 12:45 de hoy.

Bullrich justificó la construcción del CICRE IV Centro en La Pampa porque «este es un lugar estratégico para cerrar el paso de la droga a la Patagonia y por eso queremos hacer un trabajo conjunto con la provincia. En el operativo que hicimos el viernes en Rosario se detectó que habían intentado venir por tierra. Hoy cuando vienen con la droga desde el norte y llegan a Buenos Aires, tienen 8 controles en ruta».

«La información sobre este tipo de delitos tiene que tener una cierta confidencialidad. La provincia y el CICRE pondrán canales específicos sobre esa información. Cuando se trata de lugares de venta, de laboratorios de cocina, es importante preservarla porque si no el día que los vamos a buscar no están más», aclaró.

También dijo que «la corrupción tiene incidencia en este tipo de tareas, no solamente la de la policía, sino que está la de la política, la de la justicia y la de las fuerzas de seguridad nacionales o provinciales. El estado tiene que estar de un mismo lado, puede haber alguna excepción, pero es fundamental estar del mismo lado».

«Por eso vamos a trabajar con mucha fuerza sobre el control de la conducta porque el narcotráfico tiene un objetivo, comprar jueces, comprar policías, comprar políticos y tiene el dinero para hacerlo. Por eso vamos a implementar políticas de control interno y uno de los puntos de ‘Argentina sin Narcotráfico es crear sistemas de auditorías externas de las fuerzas de seguridad», aseveró.

Consultada sobre la política para combatir los femicidios por los que una estadística privada asegura que muere una mujer cada 30 horas, Bullrich señaló que «estamos trabajando en conjunto con las policías locales porque la violencia de género es un delito que trabajan las policías locales y nosotros les damos apoyatura y les damos capacitaciones muy fuertes para combatir los delitos muy terribles como el de los chicos que quieren sacar del país y que está relacionado con la violencia de género y la trata».