Investigan por pedofilia a una ex postulante a Gran Hermano

6954

Una joven platense de 20 años y ex postulante a Gran Hermano quedó en la mira de la Justicia por una serie de videos que la muestran teniendo relaciones sexuales con menores. Allanaron su casa del barrio de La Loma.

En 2015 intentó ingresar a la casa de Gran Hermano y, si bien no quedó seleccionada, fue elegida como jugadora de reserva, publica el Diario Hoy. Se trata de una chica que hoy tiene 20 años y terminó llegando a los medios de comunicación por una causa mucho más grave: es sospechosa de realizar pornografía infantil, según fuentes judiciales.

Antonella Pane comenzó a entrar en la órbita de la Justicia (local, nacional e internacional) hace, al menos, cuatro meses, cuando fue denunciada por una ONG estadounidense debido al contenido sexual explícito e implícito de los videos que subía a las diferentes redes sociales, como Twitter, Facebook y Snapchat, tanto en soledad como en compañía de hombres, aparentemen­te, menores de edad.

“Jugaba al límite todo el tiempo; estaba al borde del delito y terminó cayendo”, contó un vocero desde los pasillos de Tribunales, quien aseguró que la organización norteamericana la tenía como “prioridad número dos, que es de alta peligrosidad: esto quiere decir que continuaba en actividad generando material. No fue un hecho aislado, sino que hubo repeticiones en el tiempo”.

La “punta del iceberg” se descubrió en abril, cuando Pane retuiteó el mensaje de un menor de 14 años, apodado “Porkis”, también de nuestra ciudad. A partir de allí, en una investigación más profunda, se determinó que existían en la red “19 videos, en los cuales se ve a la sospechosa con el muchacho, estando él desnudo”. Además del acto sexual, se detalló que “ella maltrataba verbalmente al joven, que es de contextura física grande”.

Con la identidad de la mujer, la UFI nº 4 solicitó una orden de allanamiento, avalada por el Juzgado de Garantías número 4 de Juan Pablo Masi. Agentes de la Policía Federal llegaron a las 7.45 de ayer al domicilio emplazado en 24 entre 32 y 33. Dentro se encontraba la implicada junto a su hermana y su madre. Esta última intentó resistirse, impidiendo el acceso de los uniformados, quienes terminaron ingresando a la fuerza, “pateando la puerta”.

Minutos después salieron con “celulares, tablets y computadoras”, que serán registrados en profundidad por la división Cibercrimen de la Federal para recolectar material de interés y evidencia para la causa.

Pane, en tanto, fue trasladada a la dependencia local de la Federal, donde “se le tomaron las huellas y quedó identificada. Mañana (por hoy) deberá declarar ante la fiscalía” por el delito de “corrupción de menores”.

Twitter logró registrar que el 27 de julio de 2016 a partir de las 23.36 y el 28 de julio del mismo año, en diferentes horarios, Antonella Pane compartió y distribuyó en la mencionada red social varios videos de un menor de 18 años, en los que se muestran, con fines sexuales, sus partes genitales.

A partir de allí, Twitter realizó la denuncia ante la ONG llamada Ncmec (Centro Nacional de Niños Capturados y Desaparecidos) y desde ese lugar alertaron a la Policía, que detectó de dónde provenía esa cuenta.

Además de los agentes de la fuerza y el fiscal, en la casa de la mujer se hizo presente un perito informático, que será clave en la investigación.

Si bien Antonella Pane ya está involucrada en un acto penado por la Justicia, como lo es el hecho de abusar de menores de edad, la investigación va mucho más allá y pretende llegar lejos.

Por ejemplo, quieren determinar si la joven forma parte de una banda dedicada a la prostitución infantil; para ello será clave tanto el testimonio de la involucrada como el del chico de 14 años que aparece junto a ella, apodado “Porkis”. En pocas palabras, los pesquisas buscan esclarecer “si Pane vendía los videos que obtenía a redes ilegales” que luego los distribuirían en el ambiente pornográfico.

Las próximas horas van a ser fundamentales para determinar con cuántos hombres menores de 18 años se acostaba la muchacha.