Habló la mamá de Ángeles Rawson: «Ella se inmoló, no se dejó violar»

993

Jimena Aduriz, la madre de Ángeles Rawson, la adolescente asesinada en 2013, reapareció con un desgarrador testimonio: aseguró anoche que su hija «mantuvo los valores hasta el último instante, ella se inmoló, era virgen y no se dejó violar. Y fue un acto sublime».

También invitó a una convocatoria para el 11 de octubre, a las 18, en el Congreso: es una marcha organizada por familiares de víctimas, unidos contra el delito y la impunidad. Junto a ella estuvo en el programa Matías Bagnato, único sobreviviente de la llamada Masacre de Flores.

«Fui bendecida por ser su mamá, porque es un ángel, no lo digo como mamá orgullosa sino porque el último acto de su vida fue el corolario de lo que fue su vida. Era una chica que tenía una integridad y valores que eran poco comunes para su edad. Teníamos un compañerismo muy especial», relató la madre al canal TN.

Siguió: «Yo tenía cuatro hermanos varones y ella, tres. Éramos dos mujeres rodeadas de hombres, por lo cual éramos muy compañeras, muy confidentes. Ella era una chica a la que todavía la sigo descubriendo día a día, encuentro anotaciones suyas, cartas, como la que decía: ‘Mami, te quiero mucho, que tu amor sirva para generaciones futuras'».

En otro tramo, reveló lo que Ángeles había posteado en Facebook cuando ocurrió el crimen de Candela Sol Rodríguez: «En el posteo dijo: ‘Señores políticos, no queremos más Candelas'».

Cerró: «Generó una empatía en su generación: hoy las chicas de su edad me dicen que ‘Mumi’ (tal era su sobrenombre) les hizo abrir los ojos. Dejó un legado de conciencia frente a la posibilidad del peligro en la sociedad en que vivimos. La extraño tremendamente. La muerte de un hijo es antinatural, nos unimos todos en el dolor y en este reclamo. No queremos más muertos, más familias destruidas».

Ángeles Rawson (16) había desaparecido el lunes 10 de junio de 2013 cuando regresaba a su casa del barrio de Palermo y al día siguiente su cadáver fue hallado en el predio de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez. El portero Jorge Mangeri, en julio de 2015, fue condenado a cadena perpetua por ser considerado el autor material del crimen.