El carnicero que persiguió con su auto, atropelló y mató a uno de los dos delincuentes que instantes antes habían entrado a robar a su comercio de la ciudad bonaerense de Zárate, declaró hoy que no quiso matarlo y que el vehículo no frenó, a pesar de lo cual continuará detenido, informaron fuentes judiciales.

El fiscal de la causa, no obstante, pidió que permanezca en prisión acusado de «homicidio simple».

El episodio ayer las 12.45 en una carnicería de avenida Antártida Argentina y Echeverría, cuando dos delincuentes que se movilizaban en una moto entraron a robar, se apoderaron del dinero de la caja y escaparon.

Tras la huida de los asaltantes, el carnicero Daniel Oyarzún (37) salió a la calle y, según relataron testigos, los delincuentes empezaron a dispararle, por lo que abordó su auto Peugeot 306 y comenzó a perseguirlos.

A unos 400 metros de la carnicería, los ladrones fueron embestidos por el rodado y, mientras uno de ellos escapó corriendo, el otro, identificado como Brian Emanuel González (24), quedó aprisionado entre el vehículo y un semáforo, gravemente herido.

Según pudo observarse en un video casero filmado por un testigo, vecinos de la zona se acercaron al herido y comenzaron a insultarlo y a golpearlo mientras se encontraba tendido en el suelo, hasta que llegó la Policía que dispuso su traslado al hospital Virgen del Carmen, de Zárate, donde anoche murió.

Los voceros dijeron que en la escena del hecho no se encontraron armas, aunque sí se detectaron al menos seis impactos de bala en distintos lugares a lo largo del recorrido que hicieron los delincuentes desde la carnicería hasta ser embestidos.

El carnicero fue detenido y quedó alojado en una seccional de la zona luego de ser indagado por el fiscal Zocca, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Zárate-Campana.

Según las fuentes, Oyarzún relató esta tarde ante el fiscal Zocca que quiso recuperar el dinero y que sólo intentó tirar de la moto a los delincuentes pero los frenos del auto no respondieron.

«No quise matarlo, nada más quería recuperar la plata que me robaron», dijo el hombre, quien estuvo representado por el defensor oficial Flavio Águila y fue imputado por el delito de «homicidio simple», que prevé una pena de entre 8 y 25 años de prisión.

La jueza de garantías Graciela Cione resolverá en las próximas horas si avala el pedido del fiscal Zocca para que siga detenido a la espera del resto de las pericias, agregaron los voceros.

En tanto, un hermano del carnicero, que se identificó como Gabriel, dijo a canal C5N que Daniel se defendió y que los delincuentes dispararon sin importarle que hubiera gente en la calle, incluso niños.

«Entran los delincuentes a la carnicería, se meten atrás del mostrador, piden plata. Hay una chica, una cajera, que les alcanza la plata y en ese momento mi hermano hace un ruido con una cuchilla para que se vayan y cuando salen, sale él atrás», relató Daniel.

«Antes de salir hacen un disparo y luego hacen otro. Él se defiende, sale con el auto y ellos empezaron a efectuar disparos para atrás, a tirar y a tirar, gracias a Dios que no hubo victimas secundarias, todo el tiempo tiraban y él se los llevó con el auto», añadió.

Por su parte, la cuñada del carnicero, que trabaja como cajera en el comercio, relató cómo sucedió el robo y dijo que uno de los delincuentes disparó adentro del local cuando Daniel golpeó con una cuchilla la sierra para cortar carne con intenciones de intimidarlos para que se fueran.

«Mi cuñado los quiso tirar de la moto, no matarlos, quería tirarlos para que los agarráramos y se los llevaran, pero pasó lo que pasó», dijo la mujer al canal Todo Noticias.

Al respecto, el hermano del carnicero aseguró que él «actuó para defenderse» y contó que el año pasado sufrió un robo similar.

«Mi hermano defendió todo lo que nos cuesta tener. Es injusto que nos roben y nos saquen lo que nos cuesta con mucho trabajo. La gente está enojada y cansada de los robos», aseguró.

En tanto, una vecina de la zona, que se identificó como Carola, relató a la prensa que presenció el momento en el que el delincuente atropellado era insultado y golpeado por la gente que lo rodeó.

«Fue horrible, le querían pegar», recordó la mujer que, a su vez, aseguró que la zona de Zárate está «muy mal» en materia de seguridad.