Clausuran fabrica que truchaba ropa de Adidas

1442

Personal del Departamento de Delitos Federales de la Policía Federal secuestró gran cantidad de indumentaria deportiva falsificada de la marca Adidas , como parte de un trabajo mancomunado entre el Ministerio de Seguridad de la Nación, la AFIP, Migraciones y la Agencia Gubernamental de Control de la ciudad de Buenos Aires.

Al respecto de la clausura del establecimiento, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, explicó que «este trabajo es parte de las políticas de control y prevención que impulsamos desde el Ministerio de Seguridad para desalentar el delito y luchar contra el crimen organizado en todo el país».

En este sentido, la funcionaria señaló que estos procedimientos, realizados mediante el despliegue de las fuerzas federales, tienen como objetivo “desbaratar por completo a este tipo de organizaciones que operan en la clandestinidad”.

El operativo tuvo lugar en una fábrica de ropa deportiva proveedora de clubes de fútbol del ascenso, ubicada en la calle Catamarca 1200, en el barrio de San Cristóbal, donde, como parte de la fiscalización, se encontró un stock de indumentaria que, prima facie, sería falsificada de la marca Adidas y que estaba lista para ser comercializada.

Según el personal que participó de la pesquisa, el material secuestrado tendría un valor de mercado de más de $400 mil pesos.

Estos operativos se implementan en talleres textiles, depósitos de mercadería, ciber locutorios, locales de telefonía celular, entre otras actividades, que en ocasiones las organizaciones criminales utilizan para encubrir otros delitos, como la trata de personas, la explotación laboral, el contrabando o la pornografía infantil.

Los responsables del establecimiento, y sus siete empleados, quedaron afectados a la causa por tenencia, falsificación y uso indebido de marcas y designaciones, contempladas en la Ley 22.362.

Intervino el juzgado Criminal y Correccional Federal Nro. 3, a cargo del Dr. Daniel Rafecas, quien solicitó distintas pericias y cruzamiento de información con AFIP y Aduana, entre otras medidas, para determinar el origen de la indumentaria secuestrada