La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, anunció hoy que, luego del receso invernal, enviará a la Legislatura un paquete de leyes destinado a asistir a las víctimas de delitos.

La gobernadora presentó el «Plan de Asistencia Integral a la Víctima de Delito» durante un acto realizado esta mañana en el ex centro clandestino de detención Mansión Seré, en Castelar Sur, partido de Morón.

La iniciativa incluirá una reforma al Código Procesal Penal, a la ley de Ejecución Penal y de la ley del Ministerio Público.

La iniciativa incluye la creación del «abogado de la víctima y del niño» y subvenciones económicas para menores de edad por casos de femicidio.

La reforma, cuyo texto fue elaborado por el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, amplía los derechos de quienes han sufrido un delito a través de la figura del abogado de la víctima, de cuyos honorarios de hará cargo el Estado.

Esto permitirá a las víctimas supervisar el cálculo de las condenas, el cumplimiento de penas y opinar sobre el otorgamiento de libertad condicional a los condenados.

«En muchos casos, si los jueces hubieran escuchado a las víctimas antes de decidir una salida transitoria, antes de acortar la ejecución de una pena, seguramente habríamos evitado otros delitos», aseveró Vidal.

En tanto, también está prevista la creación de la figura del «abogado del niño», que representará a los chicos víctimas de violencia entre sus padres o que sufran en el caso de un femicidio.

De esta forma, los niños y adolescentes que pasen por este tipo de situaciones recibirán del Estado asistencia económica y garantías para el acceso a la educación, a la salud y a una obra social.

«Quiero decirles a los chicos que hoy son víctimas por haber perdido a sus padres (en un hecho de violencia) o a sus mamás por un caso de femicidio o de violencia de género, que el Estado los va a acompañar», sostuvo.

Aunque, advirtió, «no hay manera de reemplazar a su mamá o a sus padres» el Estado puede «garantizar que van a tener todas las condiciones necesarias para crecer y las oportunidades que se merecen».

Asimismo, el Estado acompañará «a sus familias en la búsqueda de justicia. No van a estar más solos», aseguró Vidal.

Las víctimas «deben tener un lugar central» porque «brindar seguridad no es solamente prevenir el delito, perseguir al que comete un delito, sino llegar al día siguiente, cuando el delito fue cometido y la víctima se queda con angustia, con el dolor de haber perdido a alguien», explicó.