Velan a las cinco personas asesinadas a cuchilladas en Necochea

1100
De izq. a der.: Roberto Daniel Vecino (asesino), Roberto -h- (víctima), Marta Curuchet (víctima), Etelvina Vecino (víctima)

Los cuerpos de la mujer y de sus tres hijos asesinados ayer por la ex pareja y padre de las víctimas, que luego se ahorcó, eran velados esta mañana en una cochería de Necochea, donde también se realizaba el velatorio de un vecino que fue acuchillado por el mismo hombre cuando intentó evitar uno de los ataques.

Los velatorios se llevaban a cabo en la cochería Depierro Picardi, situada en la calle 56 al 2900, de Necochea, desde donde a las 11 serán trasladados al cementerio municipal local para ser inhumados.

Las víctimas son María Esther Curuchet (52), prima lejana del senador provincial y ex campeón olímpico de ciclismo Juan Curuchet; sus tres hijos, Rosa (21), Etelvina (19) y Roberto Vecino (24) y el vecino Horacio Córdoba (70).

Roberto Vecino (h), asesinado

Los cinco fueron asesinados a cuchilladas por Roberto Daniel Vecino (56), quien según los testigos mantenía peleas frecuentes con su ex mujer, Curuchet, de quien estaba recientemente separado.

Etelvina Vecino, asesinada
Etelvina Vecino, asesinada

Tras cometer los asesinatos y herir a dos policías que intentaron detenerlo, el atacante se ahorcó en un galpón.

Marta Esther Curuchet, asesinada
Marta Esther Curuchet, asesinada

El episodio sucedió ayer a la mañana en el barrio Fonavi de Necochea, a unos 130 kilómetros al sur de la ciudad de Mar del Plata, donde Curuchet residía con cuatro de sus hijos en una vivienda situada en avenida 98 y Roberto Vecino vivía en un inmueble lindero sobre calle 63, ambas justo en la esquina.

Según lo reconstruido por los investigadores, la mujer y su ex esposo, empleado en el Cementerio Municipal, regresaron al domicilio de él luego de haber llevado a su hijo de 10 años discapacitado a la escuela y una vez en la cocina de la vivienda se produjo una discusión.

Roberto Daniel Vecino, asesino. Se quitó la vida.

En esas circunstancias, el hombre tomó una cuchilla tipo machete, con una hoja de unos 50 centímetros de largo, y asesinó a su mujer, tras lo cual, se dirigió a la casa de ésta y en la planta alta atacó a sus hijas Rosa y Etelvina (19), a quienes también mató de varias cuchilladas.

Luego atacó a su hijo Roberto, quien alcanzó a salir de la casa a la carrera y fue perseguido unos 50 metros hasta ser asesinado en la calle.

Un vecino que presenció ese ataque intentó intervenir y también fue asesinado y su cuerpo degollado quedó junto al del joven.

Mientras Vecino mataba a su hijo Roberto y a Córdoba, un hermano de Curuchet que presenció la secuencia de los ataques alcanzó a pedir auxilio en un domicilio del barrio, desde donde llamaron al 911, por lo que un patrullero de la comisaría local arribó a la escena del crimen cuando el asesino aún estaba en la vía pública.

Dos policías que intentaron desarmar a Vecino fueron heridos con una segunda arma blanca que éste llevaba en la cintura.

En esas circunstancias, el atacante huyó a la carrera y se atrincheró en un galpón de su casa, donde se ahorcó.