El nene encontrado descuartizado fue abusado y estrangulado

1074
Télam

Mario Agustín Salto, el niño de 11 años que el jueves fue encontrado descuartizado en la localidad santiagueña de Quimilí, fue víctima de un abuso sexual y estrangulado, informaron esta noche fuentes policiales y judiciales.

Tras una autopsia que se extendió por más de cinco horas, la junta de médicos forenses logró determinar que el niño fue víctima de un abuso sexual y para matarlo lo estrangularon en forma mecánica.

Las conclusiones surgen de un informe preliminar elevado al titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional de IV Nominación, Miguel Angel Moreno, a cargo de la investigación del crimen que conmociona a los más de 24.000 habitantes de Quimilí, población rural del departamento Moreno ubicada a 190 kilómetros al sureste de la capital provincial.

De esa manera, Moreno se disponía esta noche a caratular la causa «violación seguida de muerte» en perjuicio del niño popularmente conocido en la zona como «Marito» y no se descartaban detenciones en las próximas horas.

Las mismas fuentes informaron que los peritos que accedieron al cuerpo del niño advirtieron algunas características que hacen suponer que estuvo refrigerado, lo que seguramente surgirá de la ampliación de los los resultados que en las próximas horas será elevado al juez Moreno.

Los voceros detallaron que una junta de médicos forenses de la Justicia de Santiago del Estero realizó la autopsia que concluyó esta tarde en la morgue judicial del Hospital Independencia de la capital santiagueña..

El magistrado, que constituyó su despacho en el Departamento de Seguridad Ciudadana 12 con asiento en Quimilí, continuaba hoy recibiendo testimonios, entre ellos el de familiares del niño y pobladores cercanos al barrio San Francisco, donde éste vivía con su madre, su padrastro y dos hermanos pequeños.

Asimismo y por disposición de la gobernadora santiagueña Claudia Ledesma de Zamora, viajaron a Quimilí el jefe de la Policía de Santiago del Estero, comisario general Juan Raúl Montiel y el el subjefe, Oscar Sánchez, quienes anunciaron que permanecerán en el lugar hasta el esclarecimiento del caso.

En tanto, los investigadores analizaban las imágenes tomadas por una cámara de video instalada en la ruta provincial 6, cercana al lugar del hallazgo, con el fin de individualizar algún elemento o persona sospechosa que les permita avanzar en la pesquisa.

Las fuentes dijeron que la sospecha principal es que Mario fue asesinado y más tarde descuartizado con un elemento filoso, similar a los cuchillos que se utilizan para faenar animales.

El lugar donde fueron encontrados los restos del niño permanece bajo custodia policial a la espera de nuevas pericias ordenadas por el juez Moreno a la División Criminalística de la Policía de Santiago del Estero.

Mario, quien cursaba quinto grado en una escuela rural, se encontraba desde hacía dos días desaparecido cuando fue hallado ayer por un campesino identificado como Luis Leguizamón.

Horas antes, la Policía había encontrado su bicicleta, una caña de pescar y un balde plástico, en el marco de un amplio rastrillaje en cercanías de una represa en la que se sospechó que había caído, ubicada en la zona opuesta del pueblo donde fue hallado el cuerpo descuartizado y oculto en bolsas.

Anoche, los habitantes de Quimilí realizaron una multitudinaria marcha en reclamo de Justicia y el esclarecimiento del crimen y tienen previsto llevar a cabo otra mañana a las 18.

Por su parte, el intendente de la población rural, Omar Fantoni, indicó que «se hará el mayor de los esfuerzos para esclarecer este horrendo crimen» y no descartó ofrecer una recompensa «para que se descubra a él o los asesinos del niño».