Desbaratan una banda acusada de robar petróleo

1662

Una banda acusada de robar y adulterar petróleo fue desbaratada en la localidad bonaerense de Capilla del Señor.

Todo comenzó con la denuncia realizada por la empresa Oiltanking Ebytem S.A., dedicada a proveer “petróleo crudo” a las refinerías más importantes de la provincia de Buenos Aires, tales como Repsol, Exón y otras.

Según la denuncia, detectaron una baja de presión del oleoducto que transita 170 kilómetros aproximadamente.

Por estas cuestiones, es que personal de la empresa emprendió un “patrullaje” desde Brandsen en sentido a la localidad de Campana, llegando a la localidad de Capilla del Señor, más precisamente a la altura del kilómetro 175 de Ruta 6, donde detectaron una serie de indicios que permitieron sospechar que frente a un galpón podría hallarse el problema que generaba la perdida de presión.

IMG-20160519-WA0021

IMG-20160519-WA0017

Cabe referir que la extensión del caño que transporta el producto, mayormente corre paralelo a Ruta 6, a una profundidad aproximada de dos metros, con la respectiva señalización. Que el producto sustraído asciende a 1.000.000 de litros, causando una perdida aproximada de 50.000.000 millones de pesos.

Inmediatamente, se hicieron allanamientos en el galpón donde se sustraía el petróleo crudo procediéndose al secuestro de las válvulas y las mangueras utilizadas para la sustracción ilegal del petróleo crudo.

Los efectivos recibieron declaraciones testimoniales que permitieron la individualización de uno de los imputados que se hallaba en el galpón al momento del Robo, solicitándose información a las prestatarias de telefonía, detectando los teléfonos utilizados por la banda, de los cuales se solicita sus intervenciones y se desarrollan las escuchas correspondientes a través del Departamento de Interceptación y Captación de las Comunicaciones (Dicom).

Tras ello, se logró establecer la identidad de los integrantes de la Asociación Ilícita, los domicilios y la operatoria de la banda.
Profundizando las averiguaciones, se recibieron declaraciones testimoniales que resultaron fundamentales, permitiendo identificar a la persona que se encontraba en el galpón.

Luego de tres meses de escuchas telefónicas, como así también del desarrollo de tareas de campo, permitieron individualizar correctamente a los miembros de la banda y su funcionamiento, resumiéndose en la extracción ilegal de petróleo crudo tanto en la provincia de Buenos Aires como así también en la provincia de Santa Cruz, el traslado del crudo robado a distintas refinerías y por último el retorno y distribución del producto refinado en distintas empresas de transporte.