Córdoba: el gobernador admitió que los narcos «sustituyeron al Estado» en algunos barrios

540

El gobernador, Juan Schiaretti, admitió el avance del narcotráfico en Córdoba y sostuvo que los narcos «han sustituido al Estado en algunos barrios».

La declaración la hizo a cuatro días de que el sacerdote Mariano Oberlín denunciara en su página de Facebook las amenazas a las «madres del paco» de la Seccional Quinta de esta ciudad después de una nota publicada por el diario La Nación el 7 del actual sobre la irrupción de ese residuo de la pasta base en Córdoba.
Schiaretti afirmó que «cuando el narco paga la consulta del médico, la internación, el sepelio, un electrodoméstico, la fiesta de 15, se transforma en líder social y ha sustituido al Estado como vertebración de la sociedad».

«La droga nos está manejando algunos barrios y la existencia de la droga como un problema social gravísimo está haciendo que los delitos sean más violentos, por eso es importante encarar la lucha contra la droga dentro del programa de lucha contra la inseguridad», planteó en declaraciones periodísticas.

Oberlín denunció que había versiones de que los dealers «piensan tomar algunas medidas con «estas mugrientas» (las mamás) que se andan juntando con el cura (yo). La realidad, la triste realidad, es que ellas son invisibles para la sociedad. O peor aun: he escuchado expresiones sociales tales como «mejor que se maten entre ellos», en referencia a la gente de nuestros barrios y villas».

El jueves, otro joven en la zona se ahorcó. Se trató de la tercera muerte en una semana. Otro recibió un balazo en la espalda en lo que, parece, fue un ajuste de cuentas y uno más estaba jugando a la ruleta rusa.

Después de la publicación de Oberlin, el fiscal general Alejandro Moyano se reunió con el sacerdote e insistió en que la justicia no tiene datos concretos de existencia de paco, aunque no negó que pueda haber consumo. Agentes del Sedronar se comprometieron a venir a los barrios la próxima semana.