Se descubrió la mentira: detuvieron al comisario de la Federal que fue baleado en Rosario

2539

El ex jefe de la Delegación Santa Fe de la Policía Federal, comisario Mariano Valdés, quien dijo que había sido baleado el 9 de septiembre cuando transitaba la autopista Rosario-Buenos Aires junto a una compañera, fue detenido ayer ya que los investigadores consideraron que mintió cuando denunció que el hecho ocurrió en el marco de un «intento de robo», informaron fuentes judiciales.

Junto a Valdés también quedó arrestado el segundo en jerarquía de la delegación santafesina de la PFA, el subcomisario Alberto Bellagio, porque se cree que modificó la escena donde su jefe había denunciado haber sido atacado, y ambos serán imputados la semana próxima por posible incumplimiento de los deberes de funcionario público, añadieron los informantes.

«El motivo es el incumplimiento de los deberes de funcionario público que se fueron detectando en el transcurso de la investigación», dijo uno de los fiscales del caso, Matías Edery.

De acuerdo a la pesquisa, Valdés y el subcomisario Bellagio habrían modificado la escena del hecho ocurrido la noche del 9 de septiembre pasado en la autopista Rosario-Buenos Aires a la altura de la localidad santafesina de Villa Constitución.

El jefe policial declaró que esa noche regresaba de la ciudad de Buenos Aires a Santa Fe junto a la suboficial Roxana González cuando se detuvo en la banquina para cambiar la yerba del mate.

Según Valdés, una camioneta negra o gris paró delante de ellos y tres personas encapuchadas bajaron y comenzaron a dispararle.

También dijo que se trató de «un robo al voleo» por cuanto uno de los atacantes habría dicho «dame todo» antes de abrir fuego.

El comisario recibió dos heridas, en la ingle y el brazo derecho, que no revistieron gravedad para su salud, por lo que fue internado y, pocas horas después, dado de alta.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, calificó en ese entonces el ataque como «un atentado mafioso» vinculado al narcotráfico, uno de los delitos que investigan las fuerzas federales.

Sin embargo, esa hipótesis perdió fuerza con el correr de la investigación y las «inconsistencias» en las declaraciones brindadas a la Fiscalía por Valdés y su compañera González y finalmente el miércoles Valdés fue separado del cargo por decisión de Bullrich al advertir que había mentido en su declaración.

De acuerdo a los elementos incorporados a la investigación, el fiscal Edery dijo hoy que el ataque tuvo otras características.

«La escena del hecho se produce atrás del auto, no al costado. El comisario se habría bajado, habría tenido un encuentro con personas que conocía, primero una charla, luego una discusión y con posterioridad el enfrentamiento que termina con él herido», precisó.

Añadió que «el enfrentamiento se da afuera (del auto) y termina adentro, con el comisario repeliendo (el ataque) y entrando al auto porque le estaban disparando».

Uno de los elementos que hizo dudar a los pesquisas es que uno de los disparos recibidos por Valdés habría sido realizado a corta distancia, por lo que se barajó la posibilidad de una discusión con la suboficial González, que lo acompañaba.

Sin embargo, el fiscal descartó esa hipótesis al asegurar que «en principio, (González) no tuvo ninguna participación» en el hecho, del cual sólo «es testigo».

La principal sospecha de los pesquisas apunta a que el hecho en el que resultó herido el comisario de la PFA está relacionado a una interna policial y que los disparos fueron efectuados por otros efectivos.

Valdés y Bellagio fueron detenidos en la sede de la PFA de la ciudad de Santa Fe, durante un allanamiento ordenado por la Justicia ordinaria y efectivizado por las Tropas de Operaciones Especiales de la Policía local.

El fiscal explicó que «se detectaron faltante de elementos y evidencias en la escena del hecho, y esto sería por la participación de personal de la fuerza, dentro de los cuales hemos podido determinar a ellos dos».

Agregó que el subcomisario Bellagio, número dos de la PFA en Santa Fe, «se acerca con posterioridad a la escena del hecho, esa misma noche», y la habría modificado para hacerla coincidir con la declaración que unos días después brindaría Valdés.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) señalaron que hay medidas investigativas en pos de dar con la camioneta en la que se movían las personas con las que discutió el comisario herido, aunque se excusaron de dar detalles.

Voceros del caso indicaron que «entre el lunes y el martes» se realizará la audiencia imputativa por incumplimiento de los deberes de funcionario público contra ambos oficiales de la PFA.