Por las malas condiciones de la cárcel Devoto, inician refacciones

    858

    El Servicio Penitenciario Federal informó que está en marcha un programa de refacciones en la cárcel del barrio porteño de Devoto, que incluye tres pabellones y el hospital, tras un informe sobre las malas condiciones de alojamiento para los presos.

    La medida implicó el traslado temporal de 140 internos para poder efectuar las obras de reparación de los pabellones 9, 10 y 11, además del Hospital Penitenciario Central 2, indicó un comunicado emitido hoy por el establecimiento.

    El martes, una comitiva del Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles realizó una inspección sorpresiva en el lugar y elevó un informe con las irregularidades encontradas, a partir de una disposición de la jueza en lo penal Fabiana Palmaghini.

    Asimismo, el Subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Juan Bautista Mahiques, ordenó realizar una auditoria interna y externa integral en el Servicio Penitenciario Federal, con el objetivo de detectar posibles irregularidades en el manejo de la administración de las cárceles federales en gestiones anteriores.

    A principios de mes, la jueza Palmaghini ordenó desalojar dos pabellones de la cárcel porteña por la falta de «condiciones edilicias y de salubridad» para los presos ubicados allí.

    La jueza hizo lugar a una acción de habeas corpus colectiva presentada por dos presos, representados por un defensor oficial, quienes denunciaron la existencia de «cucarachas, sanitarios destruidos, falta de agua caliente, mesas y sillas despedazadas, cañerías rotas, ventiladores que no funcionan» y, por otra parte, «verduras con gusanos y carne en estado de descomposición».