Para las familias de las turistas la versión oficial no es real

850

Gladys Steffani, madre de María José Coni, una de las mujeres asesinadas en Montañitas, dijo que no cree en la versión oficial que difundió el gobierno de Ecuador. La mujer además denuncia que su hija y su amiga fueron víctimas de una red de trata de personas.  A su vez, la hermana de Marina Menegazzo se manifestó en el mismo sentido.

«Los detenidos no son los autores. Fueron detenidos para que nosotros nos quedemos tranquilos, pero vamos a ir a fondo», sostuvo la madre, quien desmintió que su hija necesitará dinero y pidiera alojamiento a los supuestos asesinos, como lo informaron las autoridades ecuatorianas.

«Ellas tenían tarjetas de crédito y habían anunciado su vuelta», aseguró la mujer, quien solicitó que los medios ayuden «al camino de la verdad. Los dos detenidos son perejiles».

La madre había hablado por Radio El Mundo más temprano. «Nosotros empezamos la búsqueda el sábado en la mañana, ya las dábamos por desaparecidas al no haber llegado a Chile y a Mendoza. No vamos a parar hasta saber quién fue», sostuvo la mujer.

En tanto, la hermana de Marina, Belén Menegazzo, manifestó también sus dudas sobre la versión oficial y pidió que se investigue si la chicas fueron víctimas de una red de trata de personas.

«No digo que (los detenidos) no sean los culpables, lo que sí sé es que esa historia que están diciendo ahí no es verdad», expresó la hermana de Marina Menegazzo en diálogo con TN.

«Por favor que se pare esto, que si realmente es una mafia o algo que está metido con la trata de personas se investigue y se disuelva…no me entra en la cabeza, aún no lo asimilo», expresó la joven consternada.

Belén dijo que se siente molesta por las versiones y comentarios de lo sucedido que se difundieron por los medios de comunicación, entre ellas las que responsabilizan a sus padres por haber dejado viajar a su hermana y las que indican que las chicas estaban sin dinero en Ecuador.

«Eso no es así y pido respeto», expresó la joven, quien además cuestionó que haya salido en todos los medios que ya habían encontrado a dos supuestos sospechosos antes de que la familia lo supiera y que los presenten «como si ya fueran los culpables».

«No quiero que el fiscal lo tome como caso cerrado, cualquier persona con dos dedos de frente sabe que no es verdad…¿por qué dos chicas se van a meter en una casa ajena?, para mi es un cuento», consideró Belén.

Finalmente, la hermana de la mochilera contó que en Ecuador se encuentran su hermano mayor y su cuñado, quienes habían viajado antes del hallazgo de los cuerpos para motorizar la búsqueda de Marina Menegazzo y María José Coni y quienes ahora probablemente tomarán contacto con las autoridades que llevan el caso.

Las turistas habían viajado el 10 de enero con otras dos amigas. Estuvieron en Perú y en Ecuador, hasta que el 13 de febrero se separaron. Menegazzo y Coni siguieron rumbo a Montañita, mientras que las otras dos chicas volvieron a la Argentina. Habían visitado los lugares característicos de ambos países, entre los que se destaca las ruinas de Machu Picchu. Debían regresar a Mendoza, donde vivían, con un vuelo que las llevaría desde Perú hasta Chile, pero nunca abordaron ese avión.