Tragedia de Once: el fiscal califica de «histórico» el juicio a ex funcionarios

414

El fiscal Fernando Arrigo, a cargo de la investigación por la tragedia de Once, calificó hoy como «histórico» el hecho de que se haya podido llevar adelante un juicio a ex funcionarios de un gobierno de turno, en alusión a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.

«Se hizo un juicio con funcionarios que pertenecían al Gobierno de turno. Eso es un cambio en la historia, es un hecho histórico», aseguró.

En declaraciones a radio América, el fiscal aseguró que Jaime «contribuyó a que sucediera el accidente», a la vez que sostuvo que «desde 2003 se empezaron a no hacer ni las reparaciones ni los mantenimientos» de los trenes de esa línea.

Arrigo sostuvo además que tampoco la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) «hizo lo que tenía que hacer», y dijo que el maquinista Marcos Córdoba «fue negligente porque no aplicó el freno de emergencia».

Con respecto al funcionamiento del coche que protagonizó el accidente, dijo que «los frenos funcionaban, pero mal», y cuestionó que el Gobierno de turno no le quitó la concesión a la empresa pese a que «la gente viajaba como sardina, entraba por la ventana».

El fiscal resaltó además el «rol fundamental» de los familiares de las 51 víctimas que dejó el accidente ocurrido el 22 de febrero de 2012, que fueron «los que impulsaron la causa».

El Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) dará a conocer el próximo martes su veredicto en la causa cuyo juicio tuvo 135 audiencias, y en la que además de Jaime, Schiavi y Córdoba, están imputados el ex dueño de Trenes de Buenos Aires (TBA) Sergio Cirigliano y la cúpula directiva de la empresa, entre otros.

El fiscal acusó en su alegato a Schiavi, a Jaime y a los ex titulares de la Comisión Nacional de Regulación de Transportes (CNRT) Eduardo Sícaro y Pedro Ochoa Romero, de no haber controlado la concesión de Trenes de Buenos Aires (TBA) y el funcionamiento del servicio.

Arrigo pidió que Jaime sea condenado a 11 años de prisión y Schiavi a 10 años y 10 meses de cárcel por administración fraudulenta en concurso real con el delito de estrago culposo agravado.

Todas las defensas pidieron su absolución y apuntaron al motorman como único responsable del siniestro ferroviario, al igual que dos de las cuatro querellas que actúan en el juicio en representación de las víctimas y sus familiares.

En tanto, las otras dos querellas y el fiscal Arrigo entendieron que todos los acusados tuvieron responsabilidad en la tragedia de Once y pidieron que sean condenados por los delitos de administración fraudulenta y estrago.