Intento de motín y muerte en una comisaría de Tucumán

1184
Foto: La Gaceta.

Un joven de 23 años que estaba detenido en una comisaría ubicada en Villa Luján, en la capital tucumana, murió luego de participar en un intento de motín y se investigan las causas del deceso, según informaron hoy fuentes judiciales.

La fiscal de instrucción Adriana Reinoso Cuello, que interviene en la causa, caratuló la muerte del joven, identificado por la Policía como Rubén Alejandro Medina, como «dudosa», debido a que en el hospital, adonde fue trasladado desde la seccional 7ma., le encontraron una hoja de afeitar en la boca.

El joven se había entregado el 1 de diciembre en Tribunales, luego de permanecer prófugo en una causa por robo agravado, informó la fiscalía.

Según indicaron fuentes judiciales, el preso habría discutido con otro recluso por el extravío de 50 pesos dentro del calabozo, donde además había un clima de tensión debido a la superpoblación carcelaria.

La pelea causó el enojo de los demás reclusos, quienes amenazaron con prender fuego un colchón si no los dejaban salir.

El personal logró evitar que los presos se amotinaran y los sacaron del calabozo.

Medina fue el único que quedó dentro de la celda y presentaba algunas heridas en el brazo, pero «estaba en buen estado”, indicaron los policías a cargo de la seccional.

En la madrugada de ayer, Medina comenzó a escupir sangre y fue trasladado de urgencia al Hospital Padilla, donde murió alrededor de las 3.

Reinoso Cuello señaló que la seccional tuvo que pedir la ayuda del Grupo CERO y de la Infantería para controlar la situación, “ya que por un habeas corpus ordenado por la Corte, los policías de las comisarías ya no se ocupan de vigilar a los detenidos», aclaró la fiscal.

«Esa función la cumple personal del Sistema Penitenciario”, agregó.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Seguridad y Justicia, Regino Amado, sostuvo “se están investigando las circunstancias de cómo ocurrió el hecho y la justicia espera el informe del médico forense sobre las causas del deceso”.

Luego aseguró que “la seccional 7ª no tenía impedimentos para recibir detenidos por causas penales”.