Se entregó una de las prófugas del caso “narcoarroz”

1002

Natalia Obando López, una de las prófugas sospechadas de integrar la organización nacrocriminal que planeaba traficar cocaína en un cargamento de arroz en Rosario, se entregó ayer ante el juez federal Sergio Torres y quedó detenida.

De 31 años y apodada “La Vieja”, Obando López es una de las mujeres que estaba sospechada de conseguir la droga en Bolivia para enviarla a Europa luego vía Argentina. Torres habìa ordenado su captura, junto a otras 27 personas, la semana pasada.

Obando López llegó acompañada por su abogado Carlos Broitman, aseguró ser inocente y pidió prisión domiciliaria, según fuentes judiciales. Ese mismo beneficio le fue otorgado a su ex pareja y padre de su hija de seis años, el colombiano Juan Carlos López Cortez, acusado en la denominada causa Luis XV, llamada así por el secuestro de cocaína oculta en muebles de estilo. El motivo por el que pidió estar detenida en su casa es la necesidad de cuidar a su hija de seis años. El magistrado realizará una serie de estudios y entrevistas antes de tomar una decisión en ese sentido.

La causa del ‘narco arroz’, que puso al descubierto el accionar de un poderoso cartel colombiano en Argentina, identificó a 28 personas, entre ellas sicarios, un ex jefe policial y hasta narcos que llegaron a estar presos en cárceles de los Estados Unidos. Pero hubo un dato que llamó la atención de los investigadores del caso, y es que los jefes contaban con dos mujeres que aparentemente se encargaban de conseguir la droga en Bolivia, la que luego enviaban a Europa vía Argentina.

La otra prófuga es Diana Cristina Suárez Heredia, una bella y joven colombiana de 22 años. Es la esposa de Edilberto Vargas Fernández (48), alias “Eddy” o “Mey”, uno de los laderos de Carlos Olmedo Silva Cárdenas, el ex jefe policial colombiano que figura entre los principales cabecillas de la célula del Cartel del Norte del Valle.

“La Vieja” explicó ante Torres que tiene una relación de amistad con “Mey” Fernández y su esposa Diana Víctor, y con Camargo López, alias “Cachete” y su mujer, otros sospechosos de nacionalidad colombiana con pedido de captura en la causa. Pero el juez federal Torres y su equipo de colaboradores sospechan que Obando era una parte más de la organización narcocriminal, liderada presuntamente por los hermanos Erman y Williams Triana Peña.

“Los distintos encuentros y tratativas advertidas sugerirían que tendría directa vinculación con la obtención de la droga desde Bolivia”, sostuvo el magistrado en la resolución en la que ordenó una serie de allanamientos y la detención de varios presuntos integrantes de la organización narcocriminal.

Con la entrega de Obando López, aún quedan 14 personas con pedido de captura internacional por la causa del “narcoarroz”.