Nisman más cerca la verdad judicial

1205
Viviana Fein saliendo de Tribunales - archivo
La fiscal Viviana Fein se siente segura y fuerte. La semana pasada la Cámara de Casación convalidó la investigación realizada por la funcionaria al rechazar un recurso presentado por Sandra Arroyo Salgado para apartarla.
De esta manera Fein no acumuló una sola nulidad en el expediente que ya pasó por tres instancias judiciales, La Cámara de del Crimen y ahora Casación. Pero un dato no conocido es el que más fuerza le da: el perito de Arroyo Salgado, Daniel Salcedo, firmó y declaró que la escena del crimen (el baño de Nisman) no fue alterado como algunos quisieron instalar.
Daniel Salcedo después de declarar - archivo
Daniel Salcedo después de declarar – archivo
Fein se centra en tres puntos de investigación: a) la mancha de sangre aparecida en la puerta (en la parte trasera) del baño; b) una serie de teléfonos que se activaron a la misma vez el viernes antes de la muerte y c) el mensaje por whatsapp que el fiscal mando a sus íntimos cuando volvía de España.
Sobre la mancha de sangre, hay diferencia entre los peritos, por el eso el 4 de agosto declarará un experto en manchas de sangre que pertenece a la Policía Federal Juan Ponelli, para que le explique si esa mancha es producto de un asesinato o de un acto suicida.
Salcedo en los últimos días todos los peritos que participaron de la justa criminalística declararon durante varias horas ante Fein y en algunos casos aportaron nuevos elementos o aumentaron las dudas.
Por ejemplo Salcedo señaló que el supuesto asesino se lavó en el baño para explicar la mancha de sangre en la puerta del baño que de otra manera, al haber una tercera persona, no podría haber existido.
Luis Olavarría, perito de Diego Lagomarsino como perito oficial, Nicolás Vega Laiun señalan en cambio que esa esa mancha prueba que la puerta del baño estaba cerrada.
Salcedo agregó un dato que para Lagomarsino, el principal sospechoso para la querella, no es menor. Cambio la data de muerte de 24 a 26 horas del momento del inicio de la autopsia lo que dejaría al experto informático fuera de la escena del crimen también para la querella.
El cambio de posición de Salcedo se debe al peritaje realizado al hígado de Nisman que no mostraba signos de putrefacción, algo que debiera pasar en ese lapso de tiempo.
Fein realizara una nueva pericia e Salta tomando en cuenta la hipótesis sostenida por todos, menos la querella, que Nisman usó las dos manos para matarse, y de esa manera poder descartar o confirmar uno de los grandes misterios que tiene la causa: por qué no quedó rastro de pólvora en las manos del fiscal.
Las otras dos pericias son clave en para Fein: mando a entrecruzar una serie de teléfonos que se activaron al unísono el viernes a la noche que a la fiscal le llama poderosamente la atención. “O sabían algo o puede ser el mensaje”, dicen fuentes con acceso a la causa.
Y la otra pericia clave es el mensaje de whatsapp que envió a sus íntimos cuando regresó de improvisto, ahí los investigadores, aunque no lo quieren reconocer por lo bajo sospechan que esta el mensaje suicida.
Recuerdan que en las últimas 72 horas Nisman le pidió un arma a por lo menos tres personas, Lagomarsino, su custodio, y un policía amigo de Mar del Plata.
Con todos estos elementos dilucidados Fein estaría en condiciones de escribir lo que para ella será su verdad. Recuerda a quienes la consultan que en toda su carrera nunca le decretaron una nulidad y sabe que su fallo será defendido y atacado con la misma pasión.
Quizás sea su última medida. Luego Fein se jubile pero en su mente y objetivo está en no dejar “agujero” en la que puede ser criticada. Por eso se tomó todo el tiempo del mundo para definir el expediente más importante de su vida.