Buscan a Chen Chun, un chino que fue secuestrado tras un robo a un supermercado

512
Foto archivo

El hijo de un supermercadista chino fue secuestrado después de un robo en el local de su padre, ocurrido el martes pasado en la localidad chaqueña de Charata. Desde ese día su familia no tiene noticias.

Cerca de las 22.30, cuando el supermercado ya había cerrado al público y cuatro hombres armados se metieron en el local -ubicado en Mitre y Monseñor de Carlo-.

Los hombres maniataron al dueño del negocio, le vendaron los ojos y se apoderaron de al menos 100 mil pesos, dinero que estaba en la caja del supermercado y también en la vivienda de los comerciantes (ubicada al lado).

Antes de escapar, los delincuentes capturaron a Chen Chun Wang, de 27 años,  y se lo llevaron. Hasta el momento, los secuestradores no pidieron rescate. Por eso, la Policía lo busca en Chaco, Santiago del Estero, Santa Fe y Formosa.

Las pistas no abundan, pero una de las hipótesis que siguen los investigadores es que no se trata de un robo común. En primer lugar, porque los delincuentes raptaron al hijo del comerciante y no piden rescate. Pero también porque antes de escapar con el rehén, los captores le dieron al dueño del supermercado una bala calibre 9 milímetros, detalle que decodifican como un mensaje mafioso.

Los delincuentes actuaron a cara descubierta, desactivaron el sistema de vigilancia del supermercado y se llevaron el servidor. Por ello, la Policía sólo cuenta con las descripciones de los secuestradores hechas por la familia del joven raptado. Pero no tienen las imágenes de las cámaras de seguridad.

Según informan efectivos de la comisaría de Charata al diario local Norte, los sospechosos “serían de 1.70 metros de estatura, dos de ellos de contextura atlética robusta, uno de cabellos cortos ondulados, y otro posee una cicatriz en una de sus mejillas”