Hallan material con simbología nazi en allanamientos para desbaratar un “prostíbulo” en CABA

191

Personal de la Policía Federal Argentina (PFA) halló material con simbología nazi y negacionista del Holocausto en los allanamientos a tres departamentos del centro porteño y uno fue clausurado al confirmar que funcionaba allí un “prostíbulo”, informaron hoy fuentes vinculadas a la causa.

En el marco de una investigación por el delito de trata de personas y explotación sexual, la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nro. 12 junto con la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) y el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nro. 7, investigadores de la División Delitos Contra la Salud Pública participaron del allanamiento en diferentes domicilios ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, donde hallaron “dos víctimas en situación de explotación”.

Los otros inmuebles allanados fueron un estudio jurídico y un domicilio particular donde se hallaron diversos elementos vinculados al lugar donde se llevaba a cabo la práctica de explotación sexual.

En esos dos departamentos se encontró “un gran número de objetos con simbología nazi y negacionista de la Shoá entre las pertenencias” de los investigados, en infracción a la ley 23.592, precisaron fuentes vinculadas a la causa.

El hallazgo dio lugar a la intervención de la Policía Federal Argentina, que constató, entre otros objetos, un rifle, un cuadro de Adolf Hitler y libros de su autoría, diferentes publicaciones y video cassettes que hacen referencia a la negación del Holocausto.

Según las fuentes policiales, se destacan “bibliografía autografiada por un piloto de combate y de aviación de la LUFTWAFFE (Fuerza Aérea Alemana), que según la mirada y análisis de los expertos en la cuestión se trataba de material original, impreso en Alemania, el cual no circula en el comercio legal y es consumido por los grupos “neonazis”.

A partir de las tareas investigativas realizadas por la fiscalía se estableció como imputado a un hombre, abogado, en cuyo estudio jurídico y domicilio particular se encontró “el material nazi de índole negacionista”.

Asimismo, se pudo establecer que el hombre y su hijo “regenteaban al menos un prostíbulo a escasos metros de donde se ubica el estudio jurídico” en el que trabajaban.

Según las investigaciones, el lugar funcionaba “como un presunto ‘Centro Integral de Estética y Spa’ y, tras esa fachada, diferentes mujeres en situación de prostitución ofrecían servicios sexuales” a cambio del pago de distintos montos.

En el lugar, que resultó clausurado, secuestraron documentación como un cuaderno con anotaciones sobre el trabajo de cada mujer, 500 mil pesos, folletería, geles íntimos, profilácticos y nueve celulares.

Al procedimiento asistió personal del Programa Nacional de Acompañamiento de Víctimas del Delito de Trata, quienes entrevistaron a 13 personas para brindarles asistencia y asesoramiento, aunque ninguna de ellas se decidió por acogerse al programa.

También fue convocado el Presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina (D.A.I.A.), Jorge Knoblovits, “por la magnitud de simbología nazi hallada en el lugar”.

De acuerdo con las fuentes, los elementos secuestrados relacionados con la simbología nazi pertenecerían al doctor Daniel Roberto Schumacher, “quien según se averiguó era representante del Partido Nacional Socialista de la República Argentina, y otros países como ser Paraguay y Uruguay, además seria familiar directo de un integrante de la LUFTWAFFE (Fuerza Aérea Alemana NAZI)”.

Consultado por Télam, Knoblovits dijo: “Luego de los actos conmemorativos de los 80 años del Levantamiento del Gueto de Varsovia, donde tuvimos presentes a los sobrevivientes y apelamos a la educación y la memoria, aparece un nazi en Buenos Aires, en pleno centro, con objetos que reivindican a Hitler. Esta persona es abogado matriculado pero al parecer desconoce el derecho y la historia.”,

El titular de la DAIA dijo que “lo que vi fue un espanto, una cosa terrible, hay gente que no aprende que el nazismo es rebajar la condición humana, por eso desde la DAIA nos vamos a presentar ante el Colegio Publico de Abogados para que le suspendan la matrícula”.

La causa es investigada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 7, a cargo del Dr. Sebastián Norberto Casanello, ante la Secretaría de Martin Simietniansky.