Detienen a otro sospechoso del ataque a balazos a un policía de Rosario

260
Un joven de 23 años fue detenido en Rosario como sospechoso de ser uno de los delincuentes que en mayo pasado atacaron de diez a balazos durante un procedimiento de rutina a un policía que aún permanece internado en estado delicado, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El joven, identificado como Sebastián Antonio C., quedó detenido anoche en un procedimiento ejecutado en una vivienda de Rosario, donde se secuestraron armas, municiones, celulares, dinero y una moto robada.

El sospechoso será imputado el lunes próximo como coautor del ataque cometido la noche del viernes 27 de mayo pasado contra el policía Gabriel Sanabria (26), a quien balearon desde un auto, consignaron a Télam los voceros consultados.

La causa que investiga la fiscal Gisela Paolicelli tiene a otras cuatro personas imputadas -dos de ellas menores de edad- que fueron aprehendidas la noche del ataque.

Los mayores imputados por encubrimiento doblemente agravado son María Soledad Meyer (41) quien sería la madre del joven detenido anoche y su pareja, Brian Nahuel Brito (30).

Los otros dos, de 16 y 17 años, en tanto, fueron acusados por la jueza de menores María del Carmen Musa como coautores del ataque, ya que según la investigación eran quienes viajaban en el auto Peugeot 206 color gris cuando el policía Sanabria y otro efectivo intentaron identificarlos en un procedimiento vehicular de rutina.

En ese accionar, Sanabria, quien cumplía funciones en la Unidad de la Policía Motorizada, recibió como respuesta al menos 10 impactos de arma de fuego que fueron ejecutados desde el interior del vehículo.

Los agresores escaparon a alta velocidad, aunque tras ser alertados del hecho, patrulleros de la fuerza comenzaron una persecución que terminó cuando el grupo de jóvenes abandonó el auto -que luego se constató que era robado-, huyó a pie y se refugió en una vivienda de la zona sur de Rosario, donde fueron detenidos.

Sobre la acusación a formular contra el quinto detenido, fuentes del Ministerio Público de la Acusación de Rosario (MPA) adelantaron a Télam que la fiscal podría pedir la prisión preventiva por intento de homicidio y tenencia ilegal de armas, entre otros delitos.

En tanto el suboficial Sanabria, tras permanecer casi dos meses en estado crítico internado en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital de Emergencias de Rosario debido a las heridas de arma de fuego que impactaron en la zona del estómago y miembros inferiores y superiores, fue derivado a una sala común y su estado si bien es estable sigue siendo delicado, consignaron a Télam los informantes.