El femicida de Paola Tacacho dejó una carta en la que dice que fue abandonado por su familia

132
Los investigadores del femicidio de la docente Paola Tacacho, asesinada hace dos semanas en Tucumán, allanaron la casa del autor del crimen, el suicidado Mauricio Parada Parejas, y hallaron dos cartas del homicida donde asegura que su familia lo había abandonado y que no recibía la atención médica necesaria tras ser diagnosticado con ezquizofrenia, informaron fuentes policiales.

El allanamiento se realizó hoy en el departamento ubicado en la calle Monteagudo al 800, en la zona norte de la capital provincial, donde el personal de la División Homicidios de la policía de Tucumán encontró la dos cartas escritas por el femicida,

El procedimiento fue solicitado y supervisado por el fiscal Carlos Sale, y la sospecha es que las cartas fueron escritas momentos antes del femicidio y de su suicidio.

Según las fuentes, en una de las cartas, Parada Parejas contó detalles hasta ahora desconocidos de su vida y reconoció que su familia lo había dejado solo, ya que no recibía la atención médica a pesar de haber sido diagnosticado esquizofrénico.

La docente había formulado más de una docena de denuncias en contra del acosador, y a pesar de los distintos procesos judiciales -e incluso del dictado de una restricción de acercamiento por parte de la justicia-, fue víctima de un ataque por parte de su exalumno, quien tras apuñalarla se suicidó.

Voceros judiciales indicaron que en el departamento del atacante no se encontraron indicios de una posible ayuda por parte de terceros, lo que para los investigadores indica que Parada Parejas planificó el ataque por sus propios medios.

Precisamente, la semana pasada la madre de la docente asesinada le había pedido a la Justicia que allane el domicilio del femicida con el objetivo de intentar determinar si existían evidencias que en el hecho había participado una tercera persona.

Con los elementos secuestrados durante el allanamiento y a partir de nuevas pericias que ordenará en los próximos días, el fiscal Sale estará en condiciones de cerrar la causa.

Tacacho fue asesinada a puñaladas en la calle el viernes 30 de octubre último por Parada Parejas, quien había sido su alumno de un instituto terciario y la hostigaba desde hacía al menos tres años.

Tras el ataque, cometido en Monteagudo al 500, en pleno centro de la ciudad de Tucumán, el agresor se suicidó con el mismo cuchillo al ser rodeado por un grupo de vecinos que le impidió escapar.

Los investigadores determinaron que la docente había denunciado en más de una decena de oportunidades a Parada Parejas por la constante violencia y hostigamiento que sufría de su parte.

Trece denuncias fueron realizadas en el fuero Penal y una en el fuero Civil y, además, tuvo una denegación de atención de su caso en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia.