Lanzan un programa de contención psicológica para los detenidos

297

En el marco de la pandemia por el Covid-19 se lanzó un programa de asistencia y contención psicológica de manera virtual para las personas privadas de libertad alojadas en cárceles y alcaidías de la provincia de Buenos Aires que comenzará a aplicarse el próximo lunes.

El acompañamiento profesional estará coordinado por el área de Salud Mental y Adicciones de la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria, y contará con el aporte de psicólogos que prestan servicio en esa dependencia, en el Servicio Penitenciario Bonaerense y en la Dirección Provincial de Acceso a la Justicia.

Se trata de un programa impulsado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires que atenderá la demanda de contención emocional y orientación de los internos que atraviesen situaciones de ansiedad, nerviosismo o depresión, preocupados por el impacto del coronavirus en la sociedad y en sus entornos más íntimos en la coyuntura de la pandemia.

El contacto de los profesionales con las personas privadas de libertad se realizarán de manera digital a través de videollamadas. Será un espacio de escucha y contención y que buscará llevar calma y contrarrestar los efectos de las tensiones que genera la crisis sanitaria.

Como se recordará, la población carcelaria de la provincia de Buenos Aires no tiene contacto cara a cara con sus familiares desde mediados de marzo de este año, cuando se suspendieron las visitas con el fin de reducir las posibilidades del ingreso del coronavirus en ámbitos de contexto de encierro.

En cada una de las cárceles y alcaidías se conformaron listados con las personas que se han visto más afectadas emocionalmente y desde hoy comenzarán los encuentros con la intervención de los psicólogos.

Los profesionales de la salud utilizarán la tecnología como método de acercamiento mediante los medios de comunicación habilitados: telefonía y salas de video conferencias en todas las Unidades Penitenciarias.

Luego de las entrevistas y en el caso de detectar síntomas psicopatológicos, se realizará la derivación a los profesionales competentes.

Un diagnóstico previo determinó que al menos unas mil personas privadas de la libertad manifestaron necesidad de asistencia psicológica, inquietudes por falta de información confiable, dudas y temores por motivos relacionados con la situación de pandemia.

Cada profesional se conectará desde su domicilio, utilizando las aplicaciones virtuales para establecer la comunicación con el individuo designado, en un marco de formalidad y seguridad de las comunicaciones que brindará el Servicio Penitenciario Bonaerense.

Además, se asignará un tiempo determinado para asegurar igualdad de oportunidades de acceso al dispositivo, y se tendrá en consideración que como los internos deberán trasladarse desde los pabellones hasta las salas dispuestas para las teleconferencias, se mantendrán las condiciones de bioseguridad vigentes por la pandemia.