Matan a un chofer de colectivo frente a su esposa durante un asalto en Merlo

447
Un colectivero de 45 años fue asesinado de un balazo por delincuentes que lo interceptaron con fines de robo cuando estaba a bordo de su camioneta y esperaba a que su esposa realizara una compra en un comercio de la localidad bonaerense de Libertad, partido de Merlo, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió este martes, cerca de las 19.30, cuando el chofer Federico Rivero llegó a su casa luego de finalizar su día de trabajo en la línea 322 de la empresa de colectivos «La Perlita» y fue con su mujer a hacer compras a bordo de su camioneta.

Según contó esta mañana Andrea, viuda del colectivero, todo comenzó cuando se detuvieron en un comercio situado en Sucre, entre Esquiú y Finocchietto, del barrio «La Blanquita», donde ella bajó a comprar una gaseosa y su marido de quedó a bordo del rodado en marcha.

«En eso veo a dos (personas) en la ventanilla del lado de mi esposo, digo lo estarán saludando y oigo que él cambia el tono de voz y dice ‘a vos qué te voy a dar’, ahí siento el tiro y el grito de él», relató la mujer al canal TN.

Andrea contó que en ese momento salió, que su marido estaba caído para el costado con medio cuerpo colgando del rodado porque los delincuentes «lo querían sacar a toda costa y llevarse la camioneta a toda costa».

Siempre según el relato de la mujer, en una rápida maniobra ella llegó a apoderarse de las llaves de la camioneta porque pensaba que sería la única manera en la que luego podría llevar a su marido al hospital, aunque los delincuentes no se dieron cuenta y la buscaron en el interior del vehículo.

Como no la encontraron, finalmente ambos escaparon a pie con los teléfonos celulares de la pareja y algo de dinero -unos 500 pesos- que había en una riñonera de Rivero.

Tras ello, y junto con su hijo que maneja, la mujer llevó al herido hasta el hospital Eva Perón.

«Me senté atrás con él, iba consciente y decía ‘por qué dios mio, mamá, mami», recordó Andrea.

Una vez en el centro asistencial, Rivero sufrió tres paros cardíacos y murió, ya que la bala que la dispararon le ingresó por la axila y le afectó el corazón, dijeron las fuentes.

«Intentó resistirse, eso es lo que hizo mal, si él les hubiera dado la camioneta ya está, para mí que se arrebató y se asustó», dijo la esposa de la víctima, quien agregó que a su marido «lo mataron como a un perro» y lo «patearon» cuando ya lo habían sacado del rodado y estaba herido en el piso.

Sobre los asaltantes, Andrea está segura que son personas que viven en el barrio, ya que reconoció a uno de ellos y otro al verla a ella dijo «ah, sos vos».

«Mi marido era un amor de persona. Todas las mañanas se iba a trabajar a las dos de la mañana. Cómo padre no tengo nada que decir, era un ejemplo de persona. No merecía que le pase esto», agregó la mujer.

Finalmente, la viuda de Rivero denunció que en la zona no hay presencia policial, ya que la policía «aparece cuando llegan las cámaras y después se va».

«Tenés que enfierrarte y darle bala porque son menores y salen rápido otra vez», concluyó.