Los hermanos sobreseídos de María Marta dicen sentir «alivio» pero esperaban una «absolución»

404
Los dos hermanos de María Marta García Belsunce que habían sido condenados en 2011 por el encubrimiento del crimen y quedaron sobreseídos por la prescripción de la causa, aseguraron sentir «alivio» pero a su vez criticaron a la Justicia porque esperaban ser absueltos como «inocentes».

«Son sentimientos encontrados, por un lado el alivio de ser sobreseído y por otro la tristeza de que mi mamá y Guille quedaron en el camino», dijo John Hurtig (55), al hacer referencia a las muertes de su madre y la de María Marta, Luz Galup Lanús de Hurtig, y de su cuñado Guillermo Bártoli, quien también había sido condenado en la misma causa.

«Siento bronca de que la maldita justicia, no toda, solo la maldita, no haya tenido ni la dignidad de habernos absuelto», afirmó el productor de seguros que ahora vive en la provincia de Córdoba.

«Son tan cobardes que prefirieron esperar que se caiga la causa por la prescripción, para no tener que declararnos inocentes, como lo fuimos siempre. Es muy triste», concluyó.

El abogado, periodista y coach ontológico Horacio García Belsunce (71) también dijo a sentir «sentimientos encontrados».

«Por un lado, el alivio de sacarme el peso de una mochila que cargo hace muchos años, dado que se resolvió el sobreseimiento por extinción de la acción penal por el paso del tiempo, y esa prescripción debió haberse dictado en 2017 cuando pasaron seis años de la sentencia condenatoria pero la resolvieron recién ahora, pasados ocho años».

Además, se quejó de que el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de San Isidro fue del 26 de febrero y que su abogado, Adrián Murcho, recién fue notificado «hoy a las 8.30».

«Por otra lado -continuó-, tengo el sinsabor de no haber sido absuelto y declarado inocente de una imputación absolutamente falsa y sostenida sin pruebas por jueces y fiscales indignos del cargo que ocupan y que además nunca quisieron llegar a la verdad».

Agregó que ahora queda esperar el juicio al ex vecino Nicolás Pachelo y dos ex vigiladores del country Carmel, que se realizará en agosto y en el que, según dijo, «espera que Dios ponga las cosas en su lugar para poder llegar a la verdad».

Este martes se conoció que el TOC 1 de San Isidro, que tuvo a su cargo el juicio por el encubrimiento del crimen de María Marta, ocurrido en 2002 en el country Carmel de Pilar, sobreseyó a Hurtig, García Belsunce y al vecino Sergio Binello (67), al declarar la prescripción de la causa.

El argumento central de los jueces Alberto Ortolani, María Elena Márquez y Ariel Introzzi Truglia, fue que el delito por el que fueron condenados (encubrimiento agravado) tiene una pena máxima de seis años y ya habían pasado más de ocho desde la condena 2011, sin que los imputados tuvieran sentencia firme.

El tribunal menciona una jurisprudencia nueva de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el fallo «Farina», que establece que sólo la sentencia del juicio oral interrumpe el cómputo del plazo de prescripción, cuando antes era doctrina que también lo hacía la sentencia de Casacion.

Las condenas por encubrimiento de estos tres imputados habían sido confirmadas en 2015 por el Tribunal de Casación y estaban apeladas ahora ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que aún no se había expedido.

Fuentes judiciales explicaron que las razones por las que el máximo tribunal provincial aún no se había pronunciado fueron que el juez Héctor Negri, quien debía realizar el primer voto, falleció en enero, y que se estaba a la espera de que la Corte de Nación se expidiera en la causa principal por el homicidio, sobre la absolución apelada del viudo Carlos Carrascosa (75).

El 4 de noviembre de 2011, el TOC 1 condenó por «encubrimiento agravado» a Horacio García Belsunce a cuatro años de prisión; al medio hermano, Hurtig, a tres años y medio; y a Binello, tres años.

También hubo otros dos condenados: Guillermo Bártoli, a cinco años, pero el cuñado de la víctima falleció en 2014, y el médico Juan Ramón Gauvry Gordon, a tres años, aunque en su caso el Tribunal de Casación lo absolvió en 2015.

En el juicio, el TOC 1 había dado por probado que todos sabían que María Marta había sido asesinada y realizaron distintas maniobras para encubrir el homicidio, como alterar la escena del crimen, gestionar un certificado de defunción «trucho», evitar que llegara la policía, tirar una bala por el inodoro y no realizar la denuncia por muerte violenta.

La causa García Belsunce también tiene aún sin resolver la situación del viudo Carrascosa, quien en 2007 fue condenado por encubrimiento, luego en 2009 la Casación lo sentenció a prisión perpetua como autor del crimen, y finalmente, tras pasar siete años encarcelado y luego de que la Corte Suprema de la Nación ordenara revisar su fallo, fue absuelto en 2016 y recuperó la libertad.

Esa absolución aún está pendiente de revisión por parte de la Corte Suprema a partir de la apelación de un fiscal.

Pero además, luego de una nueva investigación, entre el 3 de agosto y el 14 de octubre próximos el TOC 4 de San Isidro hará un tercer debate por el caso con el ex vecino Pachelo –ahora preso por robos en countries-, y dos ex vigiladores de Carmel, como presuntos autores del homicidio de la socióloga.