La exitosa experiencia virtual con la que aprobaron el curso introductorio 166 cadetes penitenciarios bonaerenses

935

En el marco de las medidas adoptadas por el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) en relación con la pandemia del coronavirus, 166 alumnos ingresantes a la Escuela de Cadetes culminaron el curso introductorio a la carrera de oficial penitenciario bajo modalidad virtual a través de una plataforma educativa gestionada en tiempo récord.

La medida se dictó en cumplimiento a la cuarentena obligatoria declarada por la emergencia sanitaria que afecta al país, siguiendo los lineamientos de la cartera educativa de suspender las actividades presenciales y garantizar una continuidad pedagógica a los alumnos desarrollando alternativas de enseñanza y aprendizaje.

Los 166 alumnos, 33 mujeres y 133 varones, procedentes de diferentes localidades de la provincia de Buenos Aires, habían comenzado en febrero a cursar la Tecnicatura Superior en Gestión Penitenciaria para la Inserción Social en la Escuela de Cadetes con sede en La Plata.

Sin embargo, con la cuarentena por el COVID-19, debieron continuar sus estudios a través del entorno virtual.

El curso se desarrolló desde el 26 de febrero al 27 de marzo. Desde un campus virtual se organizaron y se ofrecieron los contenidos de las materias: Introducción al Rol Penitenciario; Instrucción Ceremonial y Protocolos Institucionales; Taller de Lectoescritura y Comprensión de Textos; Ética Ciudadana y Legislación Penitenciaria; Gestión Penitenciaria para la Inserción Social; Ofimática (Aplicación de la informática a las técnicas y trabajos de oficina); Derechos Humanos, Perspectiva de Género y Diversidad y Educación Física.

Cada espacio curricular tuvo dos encuentros semanales de dos horas reloj cada uno, completando 180 la totalidad del curso. Respetando días y horarios pautados con anterioridad para cada asignatura, se coordinaron los puntos de encuentro on-line entre alumnos y docentes con el fin de desarrollar las clases de educación a distancia.

La evaluación de cada espacio curricular se realizó de manera permanente, a través de cuestionarios, de trabajos prácticos, utilización de foros, evaluaciones on-line, pautadas previamente con día, horario y plazo de entrega, y otras actividades pedagógicas de acuerdo a cada asignatura.

En la asignatura Educación Física se tuvo en cuenta, por ejemplo, el envío de material audiovisual, textos y trabajos específicos para que puedan realizarlos en sus hogares.

Si bien ya terminó el curso introductorio, los alumnos continúan con otras actividades extracurriculares como espacios de capacitación sobre preparación para la práctica operativa, regímenes penitenciarios, concientización y prevención del Coronavirus, y participación en jornadas conmemorativas como el Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia y el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas.

Los 166 aspirantes pertenecen a diferentes localidades de la provincia de Buenos Aires: 53,75% son de La Plata y alrededores, 3,12% de Magdalena, 8,75% son de Olavarría y alrededores, 6,25% son de Mercedes, 4,35% son de Mar del Plata, 3,75% de Azul, 3,12% de Bolívar, y un 16% de otras localidades (Junín, Carlos Casares, San Francisco Solano, Quilmes, Berazategui, Gutiérrez, Ranelagh, Merlo, Castelli, Burzaco, General Alvear, Gregorio de Laferrere, Arturo Seguí, Arrecifes, Malvinas Argentinas, Urdampilleta, Dolores, Pirovano, Laprida, Salto).

Entre los aspirantes, hay seis cadetes que son becados de otras provincias: dos de Tierra del Fuego, dos de Río Negro y dos de Tucumán. En tanto, unos 130 cadetes se encuentran cursando el segundo año de la carrera.