Seis reclusos de Coronda siguen internados y trabajan para rehabilitar Las Flores

1238
Seis internos de la cárcel santafesina de Coronda continuaban hoy internados a causa de las heridas sufridas durante las revueltas ocurridas entre el lunes y ayer, iniciadas por reclamos de medidas preventivas por el coronavirus y en las que hubo un total de cinco muertos en ese penal y en Las Flores, donde las autoridades trabajan para rehabilitar los sectores más dañados, informaron fuentes oficiales.

Los seis reclusos con heridas están alojados bajo custodia en el hospital José María Cullen de la capital de la provincia, donde también son atendidos dos agentes del Servicio Penitenciario con heridas en las piernas.

Los motines se iniciaron en las primeras horas de la tarde del lunes, tanto en el penal de Coronda, situado a unos 45 kilómetros al sur de la ciudad de Santa Fe, como en el de Las Flores, ubicado en la zona norte de la capital provincial.

Se trata de dos de los principales centros de detención de la provincia, ya que en Coronda hay alrededor de 1.700 internos, en tanto en Las Flores rondan el millar.

En Coronda se reportó la muerte de Alan Matías Miguel Montenegro (23), quien era oriundo de la ciudad de Santa Fe y estaba alojado en el Pabellón 9 Módulo Norte.

Los investigadores indicaron que Montenegro estaba detenido por homicidio calificado y ostentaba jerarquía en la barra brava del club Colón, y que fue asesinado antes del inicio del motín.

En tanto, en Las Flores hubo cuatro presos fallecidos, los dos primeros hallados en un patio y en un pabellón, ambos calcinados.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) los identificó como Matías Gastón Crespo (31), Andrés Ezequiel Behler (23), Rolando Duarte (60), y Jonatan Exequiel Coria (29).

Los tres primeros estaban detenidos en el marco de investigaciones por delitos contra la integridad sexual.

Tras los disturbios y los destrozos, el ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de la provincia llevó a cabo una recorrida e inspección en ambas unidades.

En ese sentido, voceros oficiales indicaron que se sigue trabajando para poner en funcionamiento todas las instalaciones de Las Flores, que fueron dañadas con distintos niveles de gravedad y en algunos casos llegaron a la destrucción total, como las instalaciones eléctricas.