Encuentran a una joven inconsciente y atada de pies y manos en Playa Serena de Mar del Plata

590

Una joven de 19 años fue hallada desmayada y con las piernas y los brazos atados con precintos en Playa Serena de Mar del Plata, y los investigadores intentaban determinar si el hecho está relacionado con una disputa previa entre dos familias de la ciudad balnearia, informaron fuentes policiales y judiciales.

La víctima, identificada como Candela Toro, fue localizada cerca de las 21 en esa zona al sur de la mencionada localidad, tras un llamado al 911 que advertía sobre su presencia entre la vegetación, en Ruta 11 y Calle 431.

Fuentes policiales señalaron que la joven estaba «inconsciente», y que tenía «atada las piernas y las manos con precintos, y también un precinto alrededor del cuello».

Tenía además pegado con cinta adhesiva a su pierna «su DNI y 1.000 pesos», informó uno de los investigadores, y estos elementos serán considerados para determinar si se trató de un ataque vinculado a un enfrentamiento previo entre dos familias de esa zona de la ciudad.

En el lugar del hallazgo, coincidente con una de las zonas rastrilladas desde hace más de una semana para tratar de dar con el paradero de Claudia Repetto (53), intervinieron efectivos del Comando de Patrullas, de la Comisaría 13ra. y una ambulancia del SAME.

Una fuente judicial indicó que al ser traslada al hospital la joven indicó que había sido abordada «al bajar del colectivo cuando volvía del trabajo, por tres personas», y que luego quedó inconsciente.

Tras una serie de exámenes preliminares, se estableció que Toro no presentaba signos de abuso ni heridas, y se dispuso su derivación e internación en el Hospital Interzonal General de Agudos para otros estudios, y determinar si fue drogada al ser secuestrada.

Para los investigadores, el hecho podría estar vinculado a un enfrentamiento registrado entre la familia de la joven y otra de la misma zona, durante un festejo de cumpleaños de un niño de 3 años celebrado el mes último, por el que hay dos hombres detenidos en la Unidad Penal 44 de Batán.

El caso quedó en manos de la fiscal Andrea Gómez, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4, quien inició una causa por «privación ilegítima de la libertad y lesiones»