Detuvieron a un tercer sospechoso del robo a un turista australiano que fue apuñalado

254

Un hombre fue detenido esta tarde en el Barrio 31 de Retiro como acusado del robo a un turista australiano apuñalado en el pecho frente a la Facultad de Derecho, quien permanecía internado en coma farmacológico, y ya son tres los presos por el ataque, informaron fuentes policiales.

El sospechoso fue detenido por efectivos de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad en el mismo barrio donde ayer fueron detenidos dos hermanos de 20 y 21 años acusados de apuñalar en el pecho al turista australiano Terrence Bulmer (67).

Por su parte, esta tarde los dos jóvenes detenidos ayer eran indagados por la jueza nacional en lo Criminal y Correccional 51 Graciela Angulo.

Bulmer permanecía internado esta tarde en el hospital Fernández, donde según el último parte médico difundido se encuentra «cursando el sexto día postoperatorio por un trauma torácico penetrante con lesión cardíaca».

«Continúa bajo monitoreo multiparamétrico y con medidas de soporte de sus funciones orgánicas», indicó el parte, que detalló que el turista se encuentra en «coma farmacológico», con «asistencia ventilatoria mecánica» y «requerimiento de drogas vasoactivas» para que su sistema circulatorio sea estable.

El hecho se registró el sábado último cerca de las 7.10 mientras Bulmer, quien trabaja para una empresa radicada en Brisbane, Australia, realizaba ejercicio frente a la Facultad de Derecho, en Recoleta.

Según les explicó el turista a los policías que acudieron al lugar, en ese momento fue sorprendido por un delincuente que lo amenazó con un arma blanca para exigirle sus pertenencias.

Como el hombre se negó, el ladrón le aplicó un puntazo en el pecho, a la altura del corazón, y huyó a la carrera, dejando en el lugar el arma que había utilizado.

Las fuentes precisaron que tanto el hombre como su esposa, que el domingo tenían previsto embarcarse en un crucero a Ushuaia, recibieron asistencia de la Defensoría del Turista, que acompaña su evolución junto a personal del Consulado y la Embajada de Australia.

Sin embargo, por su estado de salud, la víctima aun no pudo declarar sobre lo ocurrido ante el fiscal de la causa López Perrando, quien inició actuaciones por «robo y lesiones» y ordenó una serie de diligencias en procura de identificar y localizar al delincuente.

La principal hipótesis que manejan los investigadores apunta a que el delincuente se movilizaba a pie y que se habría ocultado en la cercano Barrio 31.