“Yo soy la mafia”: acusan a un preso de liderar una banda narco

1323

Un preso condenado por el homicidio de un barrabrava fue imputado en Rosario como líder de una banda dedicada a la extorsión, usurpaciones, robos, amenazas y estafas con la venta de turnos para ingresar a la cárcel donde está detenido, informaron fuentes judiciales.

Se trata de René Daniel Ungaro (33), alias “Brujo”, quien quedó imputado junto a otras ocho personas -algunas también detenidas- de conformar una asociación ilícita destinada a cometer múltiples delitos en un amplio territorio que incluye el Barrio Tablada, Barrio Municipal y Villa Gobernador Gálvez, según la acusación.

En esos barrios del sur de Rosario se concentraron buena parte de los homicidios y tiroteos en los últimos años, como parte de una disputa territorial entre la banda de la familia de los Funes, que responde a Ungaro, con los Caminos, una familia histórica de la zona ligada a la narcobanda “Los Monos”.

Según el fiscal Matías Edery, “el objeto fundacional, prioritario y aglutinante de la banda investigada es la defensa del territorio, lo que les permite desarrollar los diferentes tipos de negocios ilícitos que, a su vez, le generan beneficios económicos y los ascienden en poder respecto de bandas antagónicas”.

Según los investigadores, un mensaje de audio reveló que desde la cárcel de Piñero, donde cumple una condena a 11 años de prisión, el “Brujo” presuntamente extorsionó a un cantante bailantero llamado Adalberto Ribadero, “Beto Riba”, que a la vez capitanea un sindicato de vendedores ambulantes sin reconocimiento legal.

“Vos le estás pagando a los Cantero (que lidera la narcobanda Los Monos). Ahora me vas a tener que pagar a mí”, dice el audio que se pasó en la audiencia de imputación.

“Yo soy la mafia. Dame 50 por semana y no te molesto más. Si no te cierro el de 27 y te mato mañana”, continúa la voz amenazante, en presunta alusión a un carrito de comidas que Ribadero tiene en avenida 27 de Febrero de Rosario.

Según la Fiscalía, a las 48 horas de ese mensaje fue baleado otro carrito que el bailantero tiene en la localidad de Villa Gobernador Gálvez.

A Ungaro, que está preso desde 2010 por el homicidio del ex jefe de la barrabrava de Newell’s Old Boys, Roberto “Pimpi” Caminos, lo acusaron también por organizar la venta de turnos para el ingreso de familiares a la cárcel santafesina de Piñero los días de visita.

De acuerdo con la acusación, lo hacía a través de Ramona Elvira Ávalos (43), “La Gringa”, quien regenteaba ese negocio que les otorgaba unos 30 mil pesos por fin de semana.

La mujer fue detenida en agosto pasado en la localidad de Capitán Bermúdez junto a Claudio Alves (29), también imputado ayer como integrante de la banda del “Brujo” Ungaro.

El negocio de los turnos salió a la luz luego de que en agosto se produjera un tiroteo con dos heridos en la hilera de familiares que esperaba para ingresar en la Unidad Penal 11 de Piñero, de la que habrían participado Ávalos y Alves.

También fueron acusados por el fiscal Edery como parte de la asociación ilícita Daniel Balaguer, Ariel Acosta, Julios Albornoz, Jésica González, Marcelo Gorosito y María Castelo, por diferentes delitos.

“La estructura delictiva cuenta con personas detenidas y otras en libertad, que tienen diferentes roles que, aunque no son fijos, tienen características que se repiten en el tiempo”, sostuvo, y agregó que se “encuentra activa” entre octubre de 2018 y la actualidad. (Télam)