Cárcel Vip: quedó libre el comisario que beneficiaba a presos a cambio de dinero

502

El director de la Alcaidía de la Policía de la localidad santafesina de San Lorenzo fue acusado de recibir dinero para beneficiar a presos, aunque quedó en libertad, informaron fuentes judiciales.

Se trata del comisario José Budiño, quien fue detenido el sábado luego de que se secuestró en la Alcaidía Mayor –donde hay presos sin condena firme- teléfonos celulares, cuchillas, navajas, televisores, bebidas alcohólicas y parrillas móviles.

Según el fiscal del caso, Aquiles Balbis, también había en las celdas routers, tablets, herramientas y alcohol etílico «como para volar la Jefatura» de Policía de la ciudad de San Lorenzo.

El fiscal le imputó los delitos de «cohecho e incumplimiento de deberes» por considerar que brindaba «condiciones Vip» de detención a algunos presos.

De acuerdo con la acusación, quienes deseaban acceder a esos privilegios debían pagar mil pesos semanales.

Según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el fiscal Balbis acusó a Budiño de recibir «sumas de dinero destinadas a su favor como contraprestación de beneficios que le otorgaba a internos alojados dicha Alcaidía».

Durante la audiencia, el comisario negó los cargos en su contra y explicó que en casi treinta años de servicio nunca tuvo ni un arresto.

La jueza Griselda Strólogo aceptó la acusación del fiscal, pero no haciendo lugar al pedido de prisión preventiva y le otorgó la libertad al comisario.

Según el fiscal, la investigación se originó en escuchas telefónicas a los móviles de una banda de la localidad de Capitán Bermúdez acusada por homicidios e instigaciones de asesinatos, que estaba alojada en la Alcaidía de San Lorenzo.

Entre otras cosas, el fiscal descubrió que el sábado pasado el director de la institución policial permitió el acceso de dos mujeres a la Alcaidía, exclusivamente para varones.

El comisario Budiño se defendió al asegurar que no había lugar en la Alcaidía de Mujeres de Rosario, por lo que quedaron en San Lorenzo.

Por su parte, Balbis sostuvo que los detenidos no sólo tenían acceso a teléfonos celulares sino que tenían agendados a sus guardias, y que en el allanamiento se encontraron cajas de pizzas que llegaban a través de delivery.