«El Pepo» salió del hospital y seguirá detenido en una comisaría de Chascomús

345

El músico Rubén Darío «El Pepo» Castiñeiras recibió el alta médica y fue trasladado esta mañana hacia la comisaría 1° de Chascomús, mientras su defensa intenta lograr la prisión domiciliaria, ya que insisten en que su estado de salud aún es débil.

En las últimas horas, el abogado Walter Cormace, uno de los defensores de El Pepo, confirmó que el cantante admitió que consumió alcohol la noche en que volcó su camioneta en la ruta cuando viajaba hacia San Bernardo.

Mientras se aguardan los resultados de los estudios toxicológicos, el abogado dijo que confían en que ese consumo no haya sido «de la magnitud significativa como para que sea un hecho gravoso».

La madrugada del sábado 20 de julio, la camioneta Honda CRV blanca en la que viajaban el cantante junto a la corista Romina Candia; Ignacio Abosaleh y Nicolás Carabajal, se despistó y volcó en el kilómetro 8,500 de la ruta 63, a la altura de Dolores.

Abosaleh y Carabajal murieron en el accidente y la corista sufrió lesiones de las que ya fue dada de alta.

El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, confirmó que «El Pepo» manejaba al momento del vuelco y que iba tomando un «destornillador», un trago que contiene vodka, por lo que está imputado por el delito de «doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas».

Según Cormace, El Pepo «no está en condiciones de ser trasladado: tiene doble fisura en las costillas e hipertensión, está en una condición de debilidad».