Declaró el juez que denunció haber sido asaltado durante un encuentro sexual en un prostíbulo

622

Un juez de Ejecución Penal de Bahía Blanca, quien se encuentra licenciado por 90 días, declaró ante un fiscal en el marco de una causa por el hurto de dinero en efectivo y una tarjeta de crédito cuando concurrió a una supuesta casa de citas.

Se trata de Onildo Sthempelet, respecto de quien, el procurador general de la Suprema Corte bonaerense, Julio Conte Grand, había solicitado que se inicie un jury luego de denunciar haber sido asaltado por una prostituta cuando se encontraba en la supuesta casa de citas.

Fuentes judiciales informaron que al declarar ante el fiscal Marcelo Romero Jardín, Sthempelet reconoció que estuvo en el lugar del hecho y que se contactó con la mujer en cuestión, y que para él era el departamento de ella.

De acuerdo a los voceros, el juez dijo que no estaba seguro si su tarjeta y su dinero habían sido sustraídos allí o en otro lugar.

«Seguramente la causa por el hurto se archivaría porque no hay acreditación ya que la supuesta víctima indicó que no sabía si le habían sustraído las cosas», explicó a Télam una fuente judicial.

En tanto, el fiscal investiga también, en otra causa paralela, el procedimiento que llevaron a cabo policías en la supuesta casa de citas.

«En este caso será necesario que preste declaración la mujer, que es de nacionalidad paraguaya, quien estaba en el departamento, por lo que se está tratando de ubicarla», agregó el pesquisa consultado.

Por su parte, el procurador Conte Grand denunció al magistrado ante la Secretaría de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la provincia de Buenos Aires y pidió se evalúe el inicio de un jury por comportamiento inapropiado y menoscabo a la integridad de una mujer

«La gravedad de los hechos allí indicados, referidos a presuntas infracciones a las normas éticas de convivencia social en el comportamiento del doctor Stemphelet como ciudadano, trasuntan la posibilidad de una importante afectación al prestigio de la administración pública», había precisado en su denuncia el procurador.

El 15 de mayo último, luego de un llamado al Comando de Patrullas de Bahía Blanca, Stemphelet declaró a la Policía que una mujer con quien había mantenido un encuentro sexual pago le había robado 3.000 pesos y una tarjeta de crédito.

No obstante, los efectivos policiales requisaron a la mujer y el inmueble, sin encontrar los elementos sustraídos, todo lo cual sucedió sin que se labraran las actuaciones de rigor ni hacer saber los derechos a la acusada, sin testigos ni representantes del Poder Judicial.