Detienen al taxista «sacado» que persiguió y agredió a un automovilista en Constitución

1186

El taxista que había sido filmado cuando agredía a otro automovilista en el barrio de Constitución fue finalmente identificado y detendo por la Policía de la Ciudad.

Se trata de Eduardo Klum, de 27 años, quien el 6 de abril pasado amenazó de muerte a un conductor.

Según fuentes policiales, fue demorado y puesto a disposición de la Justicia por personal de Investigaciones de la Comuna 1 de la fuerza de seguridad porteña.

La violenta situación ocurrió en el barrio de Constitución, cuando el hombre se bajó del taxi e invitó a pelear a otro conductor al grito de: «Bajá porque te mato, hijo de p…», mientras le golpeaba la puerta del vehículo con los puños.

La víctima de la agresión viajaba junto a su esposa en su auto y se vio involucrado en el incidente de tránsito con el taxi en la esquina de Lima y Juan de Garay.

Según las declaraciones del agredido, la situación es por demás confusa: «Ahí en Lima y Garay salimos del semáforo. Había un taxi parado y él se frena a hablar con otro taxista. Justo ahí me frena de golpe y yo le freno. Cuando lo paso, le toco bocina como diciendo ‘¿cómo me frenás así?’. Ahí salió a correrme, me tira el auto, yo le tiro un manotazo a la puerta del acompañante. Yo sigo. Me pasa y en el semáforo me gira el auto como queriendo cruzarse y lo esquivo».

Y continuó: «Me corre dos cuadras más y yo le freno el auto como para no dejarlo pasar. Y bueno, cuando doblo a la derecha, me agarra el semáforo y ahí es donde me hace todo esto».

El video fue registrado por la mujer del conductor, y se ve claramente cómo el taxista intenta romper la ventanilla del vehículo, mientras insulta. Luego procede a dar golpes en la puerta del conductor.

Horacio, como se identificó el hombre, reconoció que su auto posee vidrios blindados y que por eso la ventanilla no se rompió. También contó que otro taxista se le acercó y le dijo: «Denuncialo, no podés dejar que esto pase. No todos los taxistas somos iguales».

La víctima del ataque aseguró que no pudo tomar la patente del taxi del agresor y que hasta el momento no se animó a realizar la denuncia policial por miedo a represalias.