Piden que se investigue a los jóvenes que despidieron a los tiros al ladrón muerto

1637

El Ministerio de Seguridad de la Nación realizó una denuncia para que sean investigados los jóvenes que efectuaron disparos al aire durante el velatorio del adolescente muerto a balazos que, se cree, fueron disparados por un médico, en un intento de robo cometido el viernes último en el barrio porteño de Parque Chacabuco.

La cartera encabezada por la ministra Patricia Bullrich informó a través de un comunicado que radicó una denuncia «ante la Fiscalía Criminal y Correccional 38 para que se investiguen los hechos de público conocimiento ocurridos en Villa Zavaleta».

Varias grabaciones que se viralizaron en las redes sociales captaron el momento en que unos jóvenes efectuaron disparos al aire durante el velatorio de Yoel (16), quien según los investigadores policiales había participado en el asalto al médico Ernesto Crescenti.

Además, el ministerio de Seguridad «instruyó a la Prefectura Naval Argentina, fuerza federal que se encuentra desplegada en dicha zona, para que envíe las imágenes y registros para que los hechos se investiguen de manera inmediata».

El hecho ocurrió el viernes cuando el primo del titular del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), Alberto Crescenti, se resistió a los tiros de un asalto cuando llegaba a su casa del barrio de Parque Chacabuco.

El hombre relató a los medios que esa noche volvía cerca de las 20.50 a su vivienda, situada sobre la calle Santander al 500, junto a su hija, que lo había pasado a buscar de sus vacaciones en Punta del Este.

«El garaje de mi casa estaba ocupado y realmente estaba preocupado por entrar, uno sabe que estos muchachos andan dando vueltas y lo agarran distraído a uno, así que cruzando Rivadavia le pedí (a su hija) que bajara y entrara, así yo después buscaba las valijas», contó.

Crescenti explicó que portaba un arma porque ya tuvo varios episodios de inseguridad y que, cuando acababa de descargar el equipaje del auto, vio un coche aminorando la marcha que se detuvo un metro adelante suyo.

«Bajó un tipo con un arma ya disparando y yo repelí la agresión, descargué la pistola, era mi vida o la de ellos», aclaró, y agregó que los dos balazos del delincuente «impactaron en la camioneta y en una pared».

El médico dijo además que este tipo de hechos «son comunes en el barrio y le pasan a toda la gente».

«Si te cazan distraído, se meten en tu casa y te hacen cualquier cosa, es una fracción de segundo, no todos están preparados para algo así», agregó.

Luego de conocerse que un adolescente de 16 años ingresó con un balazo en la cabeza esa misma noche al Hospital Penna, donde falleció, el Juzgado Nacional Criminal y Correccional 50, a cargo de Carlos Bruniard, ordenó el secuestro de dicho proyectil para cotejarlo con el arma de Crescenti e intentar determinar si se trató de uno de los delincuentes que participó del asalto.